Compartir

La crisis del coronavirus impedirá la asistencia masiva de público a los estadios de fútbol de manera excepcional, por lo que los partidos se diputarán a puerta cerrada, sin gente, lo que claramente perjudica al equipo local, ya que no cuenta con el aliento de sus aficionados.

Una empresa japonesa de informática, Yamaha, se ha puesto manos a la obra para solucionar el problema y ha desarrollado ‘Remote Cheerer’, una aplicación informática para que los hinchas puedan animar a su equipo desde la comodidad de su hogar.

Los desarrolladores han probado su invento en el estadio de futbol de Shizouka, en Japón, donde han colocado una serie de altavoces a lo largo de las gradas del recinto para reproducir una serie de sonidos que los usuarios tendrán disponibles en la app.

El banco de sonidos es de lo más variopinto y se pueden enviar gritos de emoción, aplausos, silbidos, expresiones o frases (“¡vamos equipo!”, entre otras) y, cómo no, también se podrá mandar un sonoro “¡buuu!”. Cuantas más veces se presione el botón, más alto se reproducirá en el estadio.

“Si cierras los ojos sientes como si los fans estuvieran ahí”, comenta uno de los responsables de Yamaha