Compartir

Los hechos se remontan al año 2011 cuando una mujer de 35 años, de profesión matrona, ingresó para dar a luz en el hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia).

Finalmente el parto derivó en una cesárea urgente por complicaciones, y el ingreso del bebé en la UCI por una encefalopatía hipóxico-isquémica por sufrimiento fetal agudo.

Según informa ‘Antena 3’, un año después la madre falleció por una “súbita enfermedad” y en 2014 murió el niño por la encefalopatía.

Tras una primera sentencia, ahora el Juzgado de Primera Instancia número 50 de Madrid ha condenado a la aseguradora del Servicio Murciano de Salud porque que “la grave encefalopatía hipóxico isquémica que padecía el menor deriva de una incorrecta asistencia obstétrica en el parto”

Deberá indemnizar con 416.611 euros más intereses al padre del bebé, que ya ha anunciado que donará una parte a una fundación.