Quantcast

Andalucía realiza un estudio de contacto tras un positivo de COVID-19

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Salud y Familias, ha iniciado un estudio de contacto ante el positivo en covid-19 de un trabajador de la residencia Ballesol de Almería, de forma que, a partir de los resultados del rastreo, determinar qué pruebas son necesarias realizar tanto entre el resto de la plantilla como entre residentes.

Así lo han indicado fuentes del Gobierno andaluz tras constatar la existencia de un caso positivo entre los trabajadores de la residencia, que ha sido ya comunicado a los familiares de los usuarios del centro como parte del protocolo ante el coronavirus a lo largo de este pasado fin de semana.

La residencia llegó a estar medicalizada en la fase aguda de la pandemia durante el estado de alarma, en la que se produjeron dos fallecimientos, si bien su situación volvió a estabilizarse a finales de mayo.

Así, el centro ha adaptado su funcionamiento a las nuevas circunstancias, con pruebas PCR para todos los nuevos ingresos, medidas de distanciamiento social para las visitas, comidas individualizadas en habitaciones y otros mecanismos de higiene y protección para mantener la residencia libre de infecciones, entre otras medidas. En este sentido, y tras el aislamiento del trabajador afectado, no se han detectado por el momento nuevos casos.

La Junta de Andalucía mantiene actualmente tres brotes localizados en residencias de Almería: La residencia El Zapillo, con 119 afectados –16 fallecidos– derivados de 78 positivos en residentes y 41 entre trabajadores; la residencia ‘El Manantial’ de Terque con 44 afectados –tres fallecidos– de 34 usuarios y diez trabajadores; y la residencia ‘San Antonio’ de Vícar, con 19 casos confirmados de 14 residentes, entre ellos un fallecido, y cinco trabajadores.

Comentarios de Facebook