Compartir

Más de 5.000 alumnos se han quedado este lunes sin poder hacer su examen de conducir como consecuencia de la primera jornada de huelga del colectivo de examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT), con la que protestarán por no haber cobrado una subida salarial aprobada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Así lo indicó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) a través de un comunicado en el que recordó que apoya esta huelga, que se realizará de forma ininterrumpida de lunes a viernes hasta el 21 de diciembre y que, según el sindicato, ha registrado un seguimiento superior al 90 por ciento desde las 08.00 de la mañana.

Coincidiendo con esta primera jornada de paro, la asociación de examinadores Asextra, con el apoyo de CSIF, sindicato mayoritario en la Dirección General de Tráfico (DGT), ha convocado para este lunes una manifestación que tendrá lugar a partir de las 12.00 horas y partirá desde el paseo de la Castellana hasta la sede de la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas, a la que responsabilizan de no trasladar a sus nóminas el incremento salarial pactado en los Presupuestos Generales del Estado.

La central sindical calculó que unas 5.000 autoescuelas se verán afectadas por la falta de prestación de los servicios durante la huelga, y que unos 800 examinadores dejarán de realizar unos 80.000 exámenes durante las jornadas de paro convocadas.

CSIF subrayó, asimismo, su intento de solucionar el conflicto y recordó que los presupuestos, aprobados el pasado mes de junio, incluyeron una enmienda que contemplaba la asignación de 3.055.500 euros al concepto de Complemento Específico de los examinadores de Tráfico.

“Pues bien, pasados ya cinco meses de la aprobación de los PGE de 2018, nos encontramos con el visto bueno al gasto aprobado por parte del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, pero aún no se ha concretado la aprobación por parte del departamento de Gastos de Personal y Pensiones públicas”, denunció CSIF.

Ese incremento de sueldo supone 250 euros en 14 pagas al año en concepto de complemento específico y está recogido en las cuentas estatales de 2018 gracias a un acuerdo inicial entre todos los grupos parlamentarios salvo el PP, que se sumó después en la votación de los Presupuestos Generales del Estado.

Ese acuerdo hizo que el comité de huelga de los examinadores de tráfico desconvocara los paros que la mayoría de estos funcionarios mantuvieron durante 65 días de lunes a miércoles entre el 19 de junio y el 13 de diciembre del año pasado en demanda del complemento específico en sus nóminas, una reivindicación que la Dirección General de Tráfico (DGT) trasladó sin éxito al Ministerio de Hacienda y Función Pública.

A pesar de estar recogido en las cuentas estatales de este año, el complemento específico nunca ha llegado a las nóminas de este colectivo de funcionarios.

La huelga que los examinadores de tráfico mantuvieron en 2017 causó la suspensión de 220.764 exámenes prácticos para obtener el carné de conducir, según una respuesta parlamentaria del Gobierno, a la que tuvo acceso Servimedia.

Las jefaturas más afectadas fueron Barcelona (22.884), Madrid (14.506), Málaga (10.965), Sevilla (9.938), Valencia (9.623), Murcia (8.714), Almería (7.245) y Alicante (7.184).