Compartir

El programa ‘Sálvame’ ha sorprendido a la audiencia con un test de embarazo en directo. La prueba se convertía en la clave para confirmar la ‘bomba’ que había soltado Kiko Hernández al inicio del programa.

El colaborador había arrancado la emisión lanzando la exclusiva de que una de sus compañeras estaba embarazada y fue descartándolas una a una hasta que al final solo quedaban Anabel Pantoja y Raquel Bollo.

“Este fin de semana, en el cumpleaños de Irene Rosales, Raquel Bollo comentó que estaba embarazada”, afirmó.

El ‘notición’ hacía que la cara de Raquel se desencajara por el asombro y a continuación se negaba de forma tajante a hacerse una prueba de embarazo en directo rechazando la información.

“No se lo he comentado a nadie porque es mentira, es algo que es absurdo negarlo, ya que no podría ocultarlo si lo estuviese”, decía.

Más allá de sus propio desmentido, Bollo contó con el apoyo de Irene Rosales, la mujer de Kiko Rivera, que intervenía telefónicamente para decir que era “totalmente falso”.

Para aclarar la información, era Anabel Pantoja quien de forma resuelta aceptó hacerse ella misma la prueba de embarazo en el baño, y bromeaba mientras en la puerta esperaban Kiko Hernández y Carlota Corredera:

“Me lo he metido como un tampax” o “Ay que está rosa”, comentaba entre risas.