Quantcast

De médico sarcástico a político: Hugh Laurie protagonista ‘Roadkill’

Una nueva serie llegará en los próximos días a las pantallas españolas. “Roadkill”, una producción de la BBC, ya se estrenó en Reino Unido el pasado 18 de octubre. Nosotros aún tendremos que esperar unos días, hasta el 2 de noviembre, para tenerla disponible Movistar Plus. Será una serie breve, de solamente cuatro capítulos, pero que promete depararnos grandes momentos de suspense.

Estamos acostumbrados a que, por lo general, las series con firma de la BBC suelen ser garantía de calidad y elegancia. No parece que “Roadkill” vaya a ser una excepción. El tráiler ya nos deja unos cuantos destellos de genialidad y maestría que hacen que vaya a merecer la pena dedicarle unas horas a esta nueva producción.

Al margen del propio argumento y la trama de la serie, hay otro motivo de peso para darle una oportunidad a “Roadkill”. El papel protagonista recae en el actor Hugh Laurie, a quien estamos acostumbrados a ver como el médico cínico y cascarrabias de “House”. Para los amantes de esta serie, será todo un choque ver a su actor preferido metido en un papel tan diferente.

La política desde dentro

De pasar consulta en el Hospital Universitario Princeton-Plainsboro, Hugh Laurie pasa a convertirse en un diputado del partido conservador británico. Un cambio radical en su trabajo el que podremos ver en este thriller político. Al igual que muchas otras series de estos últimos años, como “House of Cards” o “Borgen”, “Roadkill” pretende trasladar al espectador a los entresijos internos de la política.

El ejercicio del poder, la mentira, el populismo, la corrupción, la falta de escrúpulos…Todos ellos son ingredientes necesarios. Laurie interpreta al personaje de Peter Laurence, un alto cargo carismático y muy popular del partido conservador británico. Pero la política es al fin y al cabo una jaula de fieras, y la imagen del política empieza a sufrir los achaques de la vida pública. No es fácil mantenerse en lo más alto.

Al arrancar la serie nos enteramos de que Laurence acaba de ganarle un juicio a un periódico que le acusó de corrupto. Pero con eso no hacen más que empezar los problemas, pues poco después el político se entera de la existencia de un hijo suyo fruto de una relación del pasado. Su imagen de hombre modélico se desmorona. 

Poco a poco empiezan a aflorar nuevas sospechas y acusaciones contra su persona. El política se empeña en salir adelante, en negarlo todo y defender su inocencia. Pero de poco sirve, toda vez que hasta sus compañeros se vuelven en su contra para deshacerse de él. La lucha por el poder es lo que tiene: es descarnada y no distingue amigos de enemigos. 

Un reparto excelente

Esta “Roadkill” supone la vuelta a la televisión de Hugh Laurie. Sus últimas apariciones fueron en la serie “Trampa 22”, donde actuó junto a George Clooney, “Veep” y “El Infiltrado”. El suyo es sin duda el nombre que más brilla en el reparto de “Roadkill”.

Le acompaña la actriz Helen McCrory, a quien la vimos actuar en series como “Penny Dreadful”, “MotherFatherSon”, “La materia oscura” y “Peakie Blinders”. Como productor ejecutivo encontramos a David Hare, que cuenta con dos nominaciones al Óscar, y con el que Haurie trabajó en una película a finales de los años 80.

Comentarios de Facebook