Compartir

‘El Hormiguero’ iniciaba este jueves la ronda de entrevistas políticas a los candidatos a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

El primero en estrenarse fue Santiago Abascal, líder de Vox, a quien muchos consideran el principal representante de la extrema derecha en España. De ahí que muchos insultaran a Pablo Motos, incluso antes de empezar el programa, o que otros pidieran el Boicot a ‘El Hormiguero’.

Tal fue la polémica que Pablo Motos comenzó el programa explicando la razón por la que habían contado con Abascal. “En Democracia es nuestro deber dar la palabra a todos los candidatos”, afirmó. Además recordó que Pedro Sánchez es el único líder que no ha querido ir a la ronda de entrevistas.

Tras presentar al líder de Vox, un sonriente Abascal hizo aparición en el programa. Nada más sentarse en la mesa llegó la primera sorpresa: había traído dos regalos para el presentador.

En primer lugar le dio unos antiinflamatorios por los “palos” y las críticas que Motos iba a recibir de la audiencia por entrevistar a Abascal. En segundo lugar le entregó una botella de aceite, en un día en el que los olivareros habían protagonizado una gran manifestación en Madrid.

RÉCORD DE AUDIENCIA

Pese a los llamamientos por hacer un boicot al programa, lo cierto es que la presencia de Abascal mantuvo pegados al televisor a un 23,5% de españoles (más de 4 millones de personas).

Todo un récord de audiencia solo superados por Isabel Pantoja y Bertín Osborne.