Compartir

El presentador de ‘Cuarto Milenio’, Iker Jiménez ha confesado cuál de todos los misterios que ha abordado el programa le ha quitado el sueño, hasta el punto de convertirse en una terrorífica pesadilla.

Durante una reflexión lanzada en el programa de ‘Cuatro’, el periodista reconocía que son las caras de Bélmez’, en Córdoba, las que le han provocado pesadillas de forma recurrente y así recordaba cómo a partir de la emisión de un programa especial sobre este caso, las imágenes se apoderaron de su cabeza: “Se me aparecían en sueños una y otra vez”.

La confesión de Iker llegaba a colación de la experiencia vivida primero por su compañero, Javier Pérez, y luego por otros miembros del equipo que entraron en la habitación de María, en Belchite (Zaragoza), donde tuvo una aparición fantasmagórica.

Javier vivió “quizá uno de los primeros de la historia” y durante esa experiencia llegó a ver “un candil con una sombra, y allí no había nadie. Y tuvo un momento de palidez extrema y de pasarlo muy mal, un acontecimiento marcante”.

Esa experiencia sucedió hace 10 años, y de manera más reciente, Nacho Navarro se desplazó hasta el mismo lugar y grabó con su teléfono móvil haciendo partícipe a Iker Jiménez (que invitó a conectarse a Javier) y a más miembros de su equipo. Tras la experiencia, Javier le comentó al presentador que “no pudo dormir” al tener las mismas pesadillas que una década atrás,  y Jiménez confesó la misma debilidad “yo también tuve pesadillas después de ver aquellas caras en Bélmez. Se me aparecían en sueños una y otra vez”.