martes, 22 septiembre 2020 20:31

Iron Harvest 1920, Análisis – Mechas y estrategia en un año 1920 alternativo

Desde hace un tiempo los juegos de estrategia en tiempo real están de capa caída. Y no lo decimos por los grandes títulos, si no porque no aparecen franquicias nuevas que animen a los jugadores de la vieja escuela a retomar el género. Por suerte a veces llegan juegos como este Iron Harvest 1920 que nos propone un mundo alternativo, o como se suele llamar, un What if dentro de un juego de estrategia y gestión. King Art Games son los que están detrás de su desarrollo y podremos jugarlo gracias a los amigos de Koch Media, que se encargan de su distribución.

Bienvenidos a un 1920 alternativo. La Primera Guerra Mundial ha finalizado y, al igual que la realidad, también los países han evolucionado. Polonia es Polania, los alemanes son los Sajones y la recién creada URSS ha tomado el nombre de rusoviéticos. Estas tres facciones son las que manejaremos a lo largo de la historia del juego en sus respectivas campañas.

Mechas en 1920

En el campo todavía quedan restos de las batallas de la Gran Guerra que son recuperados por los habitantes de los pueblos para que sus ejércitos tengan materia prima para seguir desarrollando una tecnología que nada tiene que ver con la realidad. Unas máquinas de guerra al más puro estilo Mecha que serán la vanguardia en las armas de guerra y que abatirán a cualquier carro de combate o tecnología bélica anterior.

Comenzaremos el juego por su historia en donde podremos controlar a cada facción en tres campañas independientes para cada uno. Pero las primeras misiones siempre van a ser de tutorial, para aprender todos los conceptos y bases del juego para luego poder desplegarlas en el campo de batalla frente al enemigo. Quizás el tutorial se hace algo extenso si venimos de otros juegos de estrategia en tiempo real, pero por suerte la historia lo hace más llevadero y nos va a permitir conocer bien a las unidades de cada uno de los ejércitos.

En la primera campaña manejaremos a una joven resistente Polania que quiere liderar la resistencia ante los rusoviéticos Posteriormente controlaremos a los otros dos países con sus respectivas historias, algo que nos permite no alinearnos y ver los intereses y motivaciones de cada una de las facciones. También nos permitirá conocer a todos los héroes y unidades bélicas únicas de cada país.

Lidera con tu héroe

En cuanto a los héroes, son soldados con habilidades especiales y una salud mayor a la del resto de tropas. Estos héroes liderarán nuestros ejércitos que son completamente personalizables y que podremos ir variando en tiempo real según las necesidades que vayamos teniendo y la estrategia que debamos utilizar. Esto es porque podremos hacer que las tropas cambien entre especializaciones sin tener que construirlas de nuevo ni nada por el estilo.

En cuanto a las misiones, tenemos unos objetivos que realizar en un mapa abierto y tenemos total libertad para realizarlos. Deberemos construir un centro de operaciones en el que producir soldados y unidades, asaltar puestos de recursos para poder seguir desarrollándonos y hacer objetivos secundarios. También por supuesto, entrar en batalla. No todas las misiones son de ir a lo loco a por el enemigo, también hay misiones de sigilo en las que, con el héroe de turno, tendremos que conseguir lo que se nos haya propuesto sin que nos detecten.

En cuanto a jugabilidad, nos ha gustado mucho la fluidez y el manejo de las unidades. Esto permite que el juego sea muy estratégico y que tengamos todo controlado para poder atacar según la estrategia que hayamos establecido pudiendo organizar las unidades de todas las formas. Eso sí hay muchas variables que pueden tenerse en cuenta, muchas unidades diferentes por construir y hay que ver qué necesitamos en cada momento para no dar pasos en falso y que nos gane la partida el ejército contrario.

Robots muy detallados

Gráficamente Iron Harvest 1920 cumple sin destacar. Se mueve muy fluido en nuestro ordenador y el modelado de las unidades es suficiente para poder diferenciarlas. Sin embargo, destaca a la hora de las grandes máquinas donde se han esmerado en su diseño y genial traspaso al juego. Los mapas son amplios y hay gran variedad de escenarios. También destacamos que tienen parte destruible y que podremos disfrutar de edificios derruyéndose al paso de un Mecha o cómo queda el terreno tras un bombardeo.

A nivel sonoro también cumple con una banda sonora a buen nivel y unos efectos que nos meten de lleno en la batalla. Las voces del juego están traducidas al inglés y los textos al español, así que podremos enterarnos de todo.

Un juego de estrategia que no proviene de un gran estudio y que cumple lo que promete, esto es Iron Harvest 1920. Si eres amante del género, de la estrategia bélica y de gestionar ejércitos en una realidad alternativa en donde hay robots gigantes en 1920 pero con facciones que se preparaban para otra Guerra Mundial, no lo dudes y hazte ya con este divertido juego. King Art Games lo desarrolla y Koch Media lo distribuye. Muchas horas de diversión en las que no te vas a aburrir ni lo vas a sentir repetitivo.