Quantcast

Análisis Handball 21 – Un buen juego de balonmano

Aunque no lo parezca, en España hay bastantes más aficionados al balonmano de lo que nos imaginamos. De hecho, tenemos a varios equipos en la élite de este deporte como son el Barsa y el Ademar León. Hoy nos llega la nueva edición de Handball 21, desarrollado por Eko Software y publicado por Nacon.

El juego está muy inspirado en una franquicia muy conocida de fútbol tanto para su interfaz como para alguno de sus modos de juego. Pero antes de entrar en sus distintos apartados tendremos que empezar por el entrenamiento. Si sois fanáticos del balonmano o si nunca habéis visto un partido, lo más seguro es que lo que nunca hayáis hecho es jugar a un juego de este deporte. El apartado de Training nos dará un completo tutorial sobre cómo pasar, cómo defender, como hacer lanzamientos a puerta o, así como diseñar estrategias de juego, un punto que en esta edición se ha profundizado bastante.

En cuanto a las tácticas, en el tutorial nos enseñan una serie distintas jugadas de pases entremezclando jugadores y cruzándose para llevar a engaño al rival. No son tan enrevesadas como las de fútbol, recordemos que el balonmano es mucho más dinámico, pero también tiene su estrategia. Es un juego de ataque defensa en el que la transición es muy rápida. Una vez acaba tu jugada de ataque, toca volver a defender.

Handball 21 posee muchas licencias

En cuanto a las licencias tiene las principales ligas europeas tales como las ligas francesa, española, alemana… Todos ellos con sus indumentarias y jugadores oficiales. Además, se incluyen algunas ligas menores como las segundas ligas de muchos países. Aquí en su mayoría no hay equipos licenciados. De todas formas, podremos hacernos una idea del combinado con el que estamos jugando

Con todos estos equipos en Handball 21, que no son pocos podremos jugar una de las ligas a las que ya hemos hecho referencia en el modo Liga. Si queremos tan solo echar un partido de balonmano sin más el juego dispone del partido rápido en el que seleccionamos a los dos equipos que se enfrentarán, elegiremos uno de los 4 pabellones que están a nuestra disposición. También podremos modificar algunas otras opciones como el tiempo total de partido que va desde 5 minutos a los 30 minutos reales que dura un encuentro de este deporte.

Pero sin duda el modo que más nos ha llamado la atención es el de My Squad en el que, al más puro estilo de FIFA o PES, deberemos hacer nuestro equipo. Lo realizamos a partir de una serie de jugadores que nos toquen aleatoriamente en sobres que adquirimos con dinero que vamos ganando a medida que jugamos. La mecánica es jugar en una liga con nuestro equipo creado y conseguir ganar todo lo que se nos ponga por delante. Hay distintas calidades de jugadores y distintos tipos de sobres. Es la parte en la que más tiempo invertiréis y realmente es un modo de juego que acaba enganchando.

Otro de los modos que hay es el de desafíos en el que deberemos realizar una serie de retos en un partido que se nos dictan antes de empezar y con el que ganaremos recompensas para adquirir sobres. Por último, el juego deja un apartado para el multijugador en el que poder enfrentarnos a nuestros amigos o a otros rivales a través de internet en partidas públicas o privadas.

Es complicado de dominar

En cuanto a la jugabilidad, al inicio no es demasiado amable. Deberemos aprender los conceptos para poder empezar a realizar alguna jugada y marcar algún gol, pero poco a poco el juego se controla y se notan los progresos. Sin duda no habíamos jugado a nada parecido antes y nos ha costado unas horas hacernos con la mecánica de juego. Finalmente si hemos podido ganar partidos en la dificultad media y el juego premia la constancia. La disposición de los controles es totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados con otros juegos de deportes, hay distintas formas de hacer pases. Se defiende de forma diferente y los tiros y las paradas también cambian.

Gráficamente el juego luce bien con buenos modelados, buena fluidez de los gráficos, aunque quizás hemos notado el juego tarda bastante en cargar. Las camisetas de los equipos licenciados están bastante detalladas mientras que las de los no licenciados son bastante parecidas a la realidad. A nivel sonoro el juego también cumple tanto en ambientación en los pabellones. Igualmente en la música de los menús, eso sí, el juego viene traducido al español, así que comprenderemos todo lo que aparece en pantalla.

Una alternativa a los juegos de deporte tradicionales, Handball 21 nos acerca a este interesante deporte que tiene a varios equipos españoles en la élite. Un soplo de aire fresco con bastantes equipos licenciados y con unos modos de juego basados en los superventas de otros deportes. Acostumbrarse a jugar no lleva mucho tiempo y nos va a dar bastantes alegrías si nos enganchamos. Quizás no un juego para el gran público, pero sí que es ideal para los que conocen las bondades del balonmano que van a disfrutar como si ellos estuvieran en el campo.

Comentarios de Facebook