Compartir

A veces jugamos a juegos que no tienen el mayor presupuesto del mundo pero eso no quita que tengan grandes historias o nos transmitan mucho más que otros juegos con mucho presupuesto y un tanto vacíos en este aspecto. Spirit of the North acaba de llegar a Switch de la mano de Infuse Studio tras su paso por las otras plataformas.

En Spirit of the North nos metemos en la piel, nunca mejor dicho, de un pequeño zorro rojo en medio de un paraje nevado de Islandia. Este zorro se encuentra con otro zorro espiritual, cuya función es la de ser un guardián muy especial. Tendrás que seguirle y ayudarle en todo lo que te vaya pidiendo.

En todo momento vemos indicios de una civilización antigua que fue destruida por una especie de niebla. A lo largo de nuestra aventura nos iremos encontrando muchos parajes inspirados en Islandia, como hemos dicho antes, y también muchos elementos de la cultura nórdica, que tan de moda se están poniendo en esta época.

En nuestro viaje controlando al zorro deberemos ir caminando y pasando desde un punto de inicio a otro punto final, así pues visitaremos montañas heladas, praderas llenas de rocas, ruinas de la antigua civilización. Todo ello yendo por separado o uniéndonos al zorro místico, con lo que podremos obtener poderes y así ir avanzando completando los puzzles que el juego nos va poniendo delante.

Algo que nos ha sorprendido bastante son estos puzzles y las distinta plataformas de luz que vamos a ir atravesando. No son desafíos fáciles, sobre todo los últimos y vamos a tener que usar todo nuestro esfuerzo para resolver según qué puzzles. Eso sí, el juego, a pesar de que parece muy vasto, nos ofrece pistas visuales para irnos guiando en todo momento y que no nos perdamos en este mundo.

El punto negativo es que el control no está demasiado pulido y es fácil quedarse enredado en alguna parte del entorno, en laguna roca. No puede tener todo perfecto un juego, pero también es cierto que con un bagaje como el que lleva el juego habiendo pasado por otras plataformas, los desarrolladores podrían haber pulido algo este control.

Gráficamente tampoco destaca demasiado, lo que si que destaca es el arte que nos muestra una paleta de colores bastante viva,desde los azules profundos a los rojos fuego. También la animación del zorro protagonista y del zorro espiritual nos ha llamado bastante la atención. Quizás podrían haber aprovechado algo más la potencia de Nintendo Switch, pero lo que logra transmitir compensa el no tener demasiado poderío en este aspecto.

La banda sonora tampoco destaca en demasía y peca de ser algo repetitiva, pero para el presupuesto con el que se maneja el juego, no resta. Agregar y destacar que Spirit of the North viene traducido al español, algo que se agradece.

Spirit of the North quizás no es el juego con mejores gráficos ni con el mejor control de todo el catálogo de Switch, pero su historia y sus puzzles merecen la pena para darle una oportunidad si no lo has probado en otras plataformas. Se nota que Infuse Studio ha puesto su máximo esfuerzo con los elementos de los que disponía y realmente no les ha quedado un mal juego. SI tenéis la oportunidad y queréis probar algo diferente, no dejéis pasar este Spirit of the North.