Compartir

Entre Pokémon y Pokémon, los chicos de Game Freak desarrollan otros tipos de juegos que nada tienen que ver con una de las franquicias estrellas de Nintendo. Giga Wrecker Alt. Es un ejemplo de que también pueden dedicarse a otros géneros y dejar uno de los llamados a entrar en el olimpo de los galardonados como mejor indie en este 2019.

Giga Wrecker Alt. no deja de ser un juego de plataformas en 2D basado en un mundo post apocalíptico dominado por malvados robots. La historia nos lleva al año 2032 cuando unas máquinas aparecieron sin saber de dónde. A pesar de las múltiples teorías sobre su origen nunca se supo de dónde aparecieron, es algo que iremos descubriendo a medida que avancemos en la historia. Estas máquinas asolaron a la humanidad ciudad por ciudad con su avanzada tecnología a prueba de cualquier ejército. Tras 3 años de invasión, han quedado unos pocos supervivientes que se mantienen a duras penas ya que si son capturados, las máquinas los esclavizan.

Nuestra protagonista es Reika, una joven de 19 años de pelo azul verdoso cautiva por estos robots que ya ha perdido la esperanza de una vida libre. Pero tras un incidente que no queremos desvelar Reika es gravemente herida y un doctor llamado Kozuki le salva la vida además de otorgarle algo muy especial, un brazo metálico.

Aquí comienza la originalidad del juego. Ese brazo es magnético y puede atraer trozos impregnados en una materia amarillenta que sueltan los robots. Giga Wrecker Alt. basa su jugabilidad en eso, ir rompiendo trozos de material o de robots y con ellos tener una gran bola como arma. El modo de eliminar a los primeros robots es fácil, tan solo saber el modo de ataque, pero a medida que vayamos avanzando hay robots más duros y será necesario al menos tener un mínimo material para eliminarlos. Esto nos lo marca un halo rojo en caso de no poder matarlos y azul en caso de que contemos con el suficiente material para destruirlos.

El mapa del juego es inmenso y se nos marca como casillas. El juego nos pone a nuestra disposición balizas para viajar entre los lugares. Además descubriremos a un pequeño robot amigo que nos ayudará en los sitios más complicados y no por los robots sino por otro de los conceptos en los que se basa este juego, los puzzles. Está repleto de puzzles y cada vez van siendo de mayor dificultad. Algunos se completan pensando en cómo hacerlos y otros con nuestra habilidad a la hora de jugar. Y es que a medida que avancemos van entrando más componentes en juego como poder dejar el material como un cuadrado sólido para avanzad o mojarlo con una sustancia blanca que hará que todo lo que toque la bola, rebote, incluso nosotros. El robot nos ayudará en determinados puzzles mostrándonos cómo se solucionan, no el proceso si no el cómo debe quedar la pantalla para que podamos avanzar.

Tendremos que ir abriendo puertas y desbloqueando lugares en el mapa hasta descubrir qué nos sucedió al principio del juego mientras que vamos descubriendo datos útiles al doctor como pago por salvarnos la vida. El doctor nos irá otorgando distintas armas en nuestro brazo metálico para darle más usos, por ejemplo el primer arma que tendremos será una espada afilada con la que cortar de un tajo paredes.

La física del juego está muy bien realizada y es una de las partes que más vamos a utilizar ya que dependiendo de dónde cortemos o dónde rebote el material en las esferas rociadas con el líquido blanco, así va a reaccionar. Es algo que nos ha gustado mucho y que de ahí que digamos que requerimos de cierta habilidad y algo de suerte para completar algunos puzzles. En cuanto al combate, la variedad de enemigos es bastante alta y cada uno tiene su forma de ataque y su manera de eliminarle, desde los simples robots pequeños hasta los más duros y grandes generales. Sin duda nos ha gustado bastante cómo está planteado el juego en este sentido y a pesar de que tiene más aspecto, también este es es un punto fuerte.

El juego tiene cierto toque rolero y tendremos un árbol de habilidades en el que desbloquear paneles que nos mejoran la salud, nos dan autorreparación, etcétera. Este cuadro se va llenando con los puntos de habilidad que vamos ganando al recoger unos cristales azules insertados dentro del material que podemos destruir.

Gráficamente este juego luce bastante bonito con unos personajes y unos escenarios dibujados a mano con ciertas animaciones en los fondos y muy colorido. El estilo manga en los protagonistas destaca a pesar de que la historia se cuenta con imágenes que prácticamente son fijas pero que se entienden perfectamente.

En cuanto al sonido no destaca con unas músicas ambientales bastante repetitivas y de corte suave. Eso si, el juego viene traducido al español y los continuos diálogos entre el doctor y la protagonista nos harán introducirnos mejor en la historia, una historia que tiene bastante importancia en la parte jugable.

Giga Wrecker Alt. es una de las sorpresas más gratas que nos hemos llevado este año porque demuestran que el estudio que está detrás de los Pokémon también sabe hacer cosas muy buenas y originales más allá de estas criaturas. Para nosotros este juego es candidato sin duda al GOTY del año y estará compitiendo con otros juegos a final de año. Gran historia, gran jugabilidad y una idea muy original que va sorprendiéndonos más a medida que vamos avanzando en el juego. Sin duda si tenéis la posibilidad y os gustan las aventuras plataformeras de 2D con puzzles dadle una oportunidad a este juego.