Quantcast

El servicio de voluntariado de Fundación ONCE se ha incrementado un 88% con la crisis del coronavirus

El servicio de voluntariado de Fundación ONCE se ha incrementado un 88% desde el pasado 16 de marzo, cuando la entidad pidió refuerzos a la sociedad para ayudar a las personas con discapacidad en tareas como la compra de alimentos o la adquisición de fármacos durante la crisis del coronavirus.

De esta forma, el servicio ha pasado de tener 351 voluntarios a mediados de marzo a 660 en estos momentos, cuando su labor se centra, sobre todo, en llevar medicamentos y compra a los hogares de personas vulnerables, además de ayudar por teléfono en otro tipo de tareas.

El objetivo que persigue Fundación ONCE con el refuerzo de su Servicio de Voluntariado es ponerse a disposición de las personas más vulnerables, entre ellas las que tienen alguna discapacidad, durante el tiempo en el que duren las restricciones impuestas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus. Este refuerzo se enmarca en la iniciativa ’No estáis solos’, que pretende ayudar a entidades y organizaciones en su labor de cuidado de personas con discapacidad durante el periodo de confinamiento.

Hasta el momento, Fundación ONCE ha prestado un total de 129 apoyos de forma individual o en colaboración con otras entidades como Mensajeros de la Paz o Ángeles Urbanos, que proporciona comida a familias necesitadas y que ahora llega hasta los hogares, muchos de ellos con personas con discapacidad, gracias al trabajo desinteresado de los voluntarios.

Además de esta acción de reparto, que se lleva a cabo una vez a la semana durante el periodo de confinamiento, los voluntarios de Fundación ONCE están haciendo la compra a ciudadanos con discapacidad que lo necesitan, llevando medicamentos de dispensación hospitalaria desde el Gregorio Marañón a enfermos de Madrid y apoyando al movimiento ‘Coronavirus Makers’, que diseña y fabrica útiles sanitarios con impresoras 3-D que se hacen llegar después a servicios de salud y entidades de personas con discapacidad.

Fundación ONCE espera llevar a cabo muchos otros trabajos, ya que una quincena de asociaciones se ha interesado por sus voluntarios para ponerlos al servicio de las necesidades que les vayan surgiendo.

Igualmente, entidades como Atresmedia, Alstom, Universidad San Pablo Ceu, BBVA o el Ayuntamiento de Parla han puesto a disposición de Fundación ONCE a parte de sus trabajadores para diseñar actividades de entretenimiento vía virtual dirigidas a personas con discapacidad que se sientan solas.

SERVIMEDIA

Comentarios de Facebook