Quantcast

Qué es un síncope

Se llama síncope a la interrupción repentina y en forma momentánea de la conciencia, se debe al poco flujo sanguíneo en el cerebro, incluye una tensión muscular presentando luego una recuperación espontánea.

Por lo general los síntomas son: inmovilidad, pulso débil y respiración superficial, algunas personas presentan breves sacudidas de los músculos en forma involuntaria parecido a un ataque de convulsión.

A veces esta enfermedad no presenta desencadenante específico, no obstante, algunos son:

  • Permanecer durante prolongados períodos de tiempo de pie
  • Exponerse a una fuente de calor
  • Ver sangre
  • Ser sometido a extracción de sangre
  • El miedo ante una posible lesión física
  • Realizar un gran esfuerzo intestinal

Por qué da el síncope vasovagal

Por qué da el síncope vasovagal

Por una fuerte estimulación del nervio vagal, el cual atraviesa el organismo desde el cerebro hasta el estómago. De esta manera su función es hacer más lenta la actividad cardíaca cuando ésta se excita.

¿Cómo funciona esta hiperestimulación?

Debido a una caída repentina de la tensión arterial, cuando el corazón no envía la suficiente cantidad de sangre a las arterias y al cerebro, y por ende, está menos oxigenado.  

Causas del síncope

Causas  del síncope

Éste suele ocurrir cuando la zona del sistema nervioso encargada de regular la frecuencia cardíaca, y presión arterial, tiene un mal funcionamiento en respuesta a un estímulo desencadenante de alguna impresión, molestia o susto.

Las arritmias pueden causar síncope si la frecuencia cardiaca es demasiado rápida, lo que impide un llenado ventricular correcto, esta frecuencia puede variar entre mayor de 150 a 180 latidos por minuto, o es muy lenta para lograr un gasto cardíaco suficiente a las necesidades requeridas del paciente, por ejemplo, mayor de 30 a 35 latidos por minuto.

Suele ser causado por una circunstancia psicológica, como estrés intenso o una fuerte emoción. Influye también una situación física como exposición a un ambiente cálido, dolores fuertes, embarazo.

La hipotensión ortostática: ésta se debe a la falla en los mecanismos normales quienes compensan la disminución transitoria del retorno venoso asociada con estar de pie

Síntomas del síncope

Síntomas del síncope

El síncope presenta los siguientes síntomas: disminución de la frecuencia cardíaca y dilatación de los vasos sanguíneos de la pierna, ocasionando que la sangre se acumule en éstas disminuyendo la presión arterial, a la vez una presión arterial más baja con una frecuencia cardíaca lenta, reduce rápidamente el flujo de sangre hacia el cerebro ocasionando un desmayo.

Antes de desmayarte puedes presentar estos síntomas:  debilidad, sofocos, mareos, dificultad para ver, trastornos auditivos, náuseas antes o después del desmayo, vómitos o diarreas.

Evaluación y diagnóstico

Evaluación y diagnóstico del síncope

Luego de darte un síncope debes recibir atención médica lo antes posible, ya que de no recibir esta atención, será más difícil llegar al diagnóstico, la información de personas que hayan observado la situación es útil, y debe obtenerse de forma urgente.

Lo primero que se debe hacer en el diagnóstico es diferenciar un síncope de otras enfermedades, las cuales también producen pérdida transitoria de la conciencia, pero que no ocasionan la interrupción sanguínea al cerebro como:

  • Convulsiones.
  • Ataque isquémico transitorio.
  • Hiperventilación la cual es respirar muy rápido, que se observa en algunos ataques de ansiedad.
  • Hipoglucemia (bajada de azúcar).
  • Hipoxia (falta de llegada de oxígeno al cerebro).
  • Intoxicaciones.

También hay otras enfermedades que parecen ser similares, pero no alteran el nivel de conciencia:  

  • Caídas accidentales.
  • Cataplejía.

Para diferenciarlo se requiere realizar una historia clínica detallada en donde se identifique las circunstancias que ocasionaron la pérdida de conciencia. Si la misma no fue precedida de síntomas sugestivos, también se debe realizar una exploración que esté dirigida principalmente a una evaluación de la tensión arterial, ritmo cardíaco, función cerebral y un electrocardiograma.

Algunas veces las circunstancias ameritan hospitalización para realizar exámenes más exhaustivos como los siguientes:

  • En caso que el paciente posee antecedentes cardiacos
  • De presentar dolor en el pecho 
  • Si el electrocardiograma presenta alteraciones 
  • De existir historia familiar de muerte súbita.

Las pruebas complementarias necesarias en la evaluación son:

  • Prueba de la mesa (tilt-test), ésta consiste en que el paciente esté tumbado en una camilla que se moverá en diferentes posiciones mientras se mide la presión arterial y la frecuencia cardíaca
  • Ecocardiograma.
  • Holter de 24 o 48 horas para valorar posibles problemas en el ritmo cardiaco.
  • Electroencefalograma para descartar problemas de epilepsia.
  • TAC cerebral para descartar lesiones cerebrales.

En ocasiones aunque se realice un estudio exhaustivo, éste no arroja una causa que lo justifique

Prevención

Prevención del síncope

La forma de prevenir un episodio de síncope es: si sientes que te vas a desmayar, debes recostarte y subir las piernas, de esta manera logras que la gravedad mantenga el flujo de sangre al cerebro, en caso de no poder recostarte, debes sentarte colocando la cabeza entre tus rodillas, mantén esta posición hasta sentirte mejor.   

Es importante beber abundantes líquidos durante el día consiguiendo así que haya suficiente volemia, y así sea más difícil la hipotensión (baja tensión) característica principal del síncope.

Evitar estar sin desayunar, debes comer con suficiente sal lo que permitirá que el cuerpo retenga líquidos, añadiendo una carga extra al corazón y a los vasos sanguíneos previniendo así sufrir un síncope.

Puedes realizar unos ejercicios diarios, que te ayudarán:

  • Dormir con la cabecera incorporada
  • Debes tensionar y cruzar las piernas, a la vez que se tensiona la zona abdominal.

Comentarios de Facebook