Compartir

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, asistió como espectador al “bochornoso” partido contra el Ajax que supuso la eliminación del club blanco de la Champions. Más allá de su ausencia en el campo, la polémica se desató porque ‘SR4’ estuvo rodeado en un partido tan crucial de las cámaras que graban su documental.

El defensa estuvo acompañado de su familia en el palco del Santiago Bernabéu y vivió con gran tensión la derrota de los suyos, imágenes que quedaron inmortalizadas por los objetivos del proyecto que lleva a cabo Amazon.

La UEFA sancionó a Ramos a perderse dos partidos, tras forzar una tarjeta amarilla en el partido de ida de octavos de final. El próximo partido que se perderá será ya en la próxima temporada.