Compartir

Aitana Ocaña se ha visto salpicada por las críticas de una de las bailarinas que trabajó en la grabación de uno de los videoclips de la cantante y que ha denunciado a través de las redes sociales haber cobrado 260 euros por tres días de trabajo.

Aitana, que se enteró de la noticia después de leer el mensaje en el Instagram de la bailarina, no tuvo ningún reparo en contestarle públicamente.

“Hola Paula, te escribo directamente yo. Yo no estaba enterada de nada de esto ni de que la productora os ponía estas condiciones. Desde que ayer me enteré me he puesto manos a la obra porque merecéis ser respetadas por el increíble trabajo que hacéis y tenéis que cobrar dignamente. Es un tema que desde ayer estoy luchando de primera mano y no voy a permitir que ocurra. Que hagas esto público me parece lo más respetable porque no deberían de proponeros cosas así. Pero yo te digo de primera mano que en un videoclip mío, eso no ocurrirá”, aseguraba.

El videoclip que se ha grabado es de la canción “Nada sale mal”, que saldrá a la luz el próximo 17 de mayo.