Quantcast

La Audiencia Nacional manda a juicio a Imanol Arias y Ana Duato con peticiones de cárcel

La Audiencia Nacional ha dictado auto de apertura de juicio oral por presunto fraude fiscal contra los protagonistas de la serie televisiva `Cuéntame´ Imanol Arias y Ana Duato, y contra una treintena de trabajadores y clientes de la asesoría fiscal Nummaria que les aconsejó un complejo entramado societario para rebajar el pago de impuestos.

Los actores no han logrado llegar a acuerdo con la Fiscalía que finalmente solicita 31 años de cárcel para Ana Duato por delitos contra Hacienda y multa de 10 millones de euros más los 2,4 que considera que defraudó. Para Imanol Arias, pide 27 años de prisión y otros 10 millones.

El auto de la Audiencia Nacional fue dictado el pasado 11 de junio y sienta en el banquillo, además de a los artistas, a directivos y trabajadores del despacho Nummaria, dirigido por el inspector de Hacienda en excedencia Fernando Peña, que se dedicaba a crear estructuras fiscales para supuestamente eludir el pago de impuestos a la Hacienda pública.

No es la primera vez que Peña se enfrenta a la justicia. Llegó a ser vicedecano del Colegio de Economistas de Madrid y ya en 2002 fue detenido por crear una red de sociedades en el extranjero con el mismo fin. Resultó indultado en 2009.

El juez Ismael Moreno sienta a Peña en el banquillo por organización criminal, delito fiscal, estafa, falsedad e insolvencia punible. La Fiscalía considera que se servía de sociedades opacas en Gran Bretaña con administradores radicados en paraísos fiscales y testaferros para evitar el pago de impuestos a sus clientes. Varios de ellos regularizaron su situación con Hacienda para no ser acusados de un delito penal.

En el caso de Arias, la Fiscalía sostiene que cedía sus derechos a una sociedad que cobraba el importe de sus contratos televisivos y luego le pagaba una renta vitalicia por importe muy inferior a las retribuciones del actor. Según el escrito de acusación lo defraudado superaría los 2,7 millones de euros entre 2009 y 2015. El actor hizo una declaración complementaria por 2,3 millones de euros tras enterarse de que estaba siendo investigado.

Por su parte, Durato está acusada de defraudar 1,9 millones de euros a lo largo de siete ejercicios fiscales y presentó una complementaria por la que pagó más de 700.000 euros. Estos bonos les permitirá acogerse a un atenuante para rebajar la pena, sin embargo, haber pagado cuando el proceso ya estaba en marcha no les exime de que sume la cuota defraudada.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook