Quantcast

Kiko Rivera explota y desgrana los tejemanejes que le excluyen de la herencia de Cantora

Kiko Rivera ha llevado a cabo una investigación con su equipo de abogados sobre la herencia de Paquirri y lo cierto es que las claves que ha dado sobre ella nos han dejado muy sorprendidos. Ha hablado con total sinceridad y ha explicado qué movimientos ha habido en Cantora desde el año 86, te lo contamos:

AÑO 86: Se crea una empresa que se llama Cantora S.A. “En 1986 esta empresa pide una hipoteca de 50 millones de pesetas, en este año Cantora todavía no es de nadie porque se supone que mi padre me la deja a mi al cien por cien, pero todavía no se ha hecho la repartición. Cómo le haces eso a un hijo, mi madre hipotecó un bien que no le pertenecía a ella” -puede ser considerado fraude-. “En ese momento Cantora son 9 fincas, pero como 50 millones de pesetas parece ser que a mi madre no le eran suficientes, en 1988…”.

AÑO 88: “Vuelve a pedir, poniendo Cantora, 35 millones de pesetas más, que son 85 millones de pesetas en dos años y ya nos vamos al 2002”.

AÑO 2002: “Yo tengo 18 años, 11 de julio en Fuengirola y se firma la cancelación de ese crédito de 85 millones de pesetas que mi madre termina de pagar, y vuelve a hipotecar Cantora por 2.700.000 euros y de momento, eran 9 fincas y ya solo hay 6 fincas, faltan 3 fincas, que ya no aparecen. “No sé si es legal o no, para mí enterarme de esto es la bomba”

Pero no todo acaba ahí, porque Kiko Rivera ha seguido explicando qué ocurre a partir de entonces: “Cuando se termina esa cancelación, ya no la abre Cantora S.A, es PANTOMAR S.L donde mi madre es la administradora y el secretario es Ramón Calderón, ese señor que todo se ha hecho perfecto, que todo ha sido justo, quien tenía que velar por mis intereses y otra persona más que es a una persona a la que amo -su abuela- que pide un préstamos de 2.700.000 euros, del que yo no soy deudante pero mi bien es el que está dispuesto como aval. Esto se firma en 1988. En ese año es cuando a mi madre le dan el 52% a ella y el 47% a mí, en 1988, por lo tanto todo lo que has hecho atrás, las ventas de esas fincas que ya no aparecen, ¿de quiénes eran? ¿con qué permisos lo haces? Aparte de no cumplir la voluntad de su marido”.

AÑO 2015: “Existe otra firma. Estoy en plena drogadicción al máximo en mi vida, mi mujer embarazada a punto de nacer Ana y mi madre entra en la cárcel. Mi tío Agustín me llama diciendo que tengo que ir a Cantora porque hay que firmar algo, vida o muerte, para mamá. Yo no pregunto qué es. Y ahora sé que se firma otra hipoteca de 1.100.000 euros. En este momento de mi vida lo volvería a firmar, pero el problema es que a mi nadie me dice lo que es, creo que lo haría cualquier hijo. Esto también está avalado con mi nombre. Mi tío no me dice para qué es el dinero y yo no le pregunto, a mi ya me daba igual, yo lo único que quería es que mi madre saliese de donde está y en ese momento yo tenía problemas con Hacienda y a mí nadie me ha ayudado”.

AÑO 2020: “Hoy en día debe 1.110.000 euros de Cantora. Ramón Calderón y mi madre me quitaron lo que mi padre me dejó en la herencia. Hace 14 meses que no paga la hipoteca de Cantora”.

Comentarios de Facebook