sábado, 26 septiembre 2020 18:24

Famosas irreconocibles y destrozadas por el bótox

-

Estamos cansados de oír hablar del bótox, que en los últimos años se ha puesto muy de moda, especialmente entre las ‘celebrities’. Una de las últimas en sumarse ha sido MEGAN FOX. Pese a tener tan solo 28 años y ser considerada una de las mujeres más sexys de todo el mundo, la actriz ha decidido hacerse unos cuantos retoques en su rostro. El resultado ha sido desastroso y demasiado artificial, como se puede ver en la imagen.

De esta guisa apareció Fox tras casi diez meses desaparecida , en los que se ha dedicado a cuidar a su bebé. Lo hizo en Berlín, para promocionar la película ‘Teenage Mutant Ninja Turtles’. Desde entonces, su aspecto ha sido objeto de todo tipo de críticas a través de las redes sociales.

Megan Fox no es la única que ha caído en la tentación de inyectarse bótox en la cara para luchar contra el paso del tiempo… Y lo cierto es que la mayoría lo han hecho sin demasiado acierto. Todo el mundo sabe que los tratamientos de bótox se utilizan para disminuir las arrugas y las líneas de expresión de la cara, pero ¿qué es exactamente este tratamiento? Se trata de la toxina botulínica (que produce botulismo). Con las inyecciones de bótox lo que se hace es aprovechar la capacidad que tiene dicha toxina para provocar parálisis muscular con fines estéticos. Se emplea especialmente en la zona del alrededor de los ojos, en los pómulos, en los labios o en la frente y su uso en pequeñas dosis no tiene por qué causar problemas. Entonces, ¿por qué las famosas se hacen semejantes destrozos? La mayoría de quienes lo han probado alguna vez suelen repetir (pasados unos meses la inyección pierde efecto), por lo que el bótox se ha convertido para ellas en una especie de elixir de juventud al que se han vuelto adictas.

Da la sensación de que quienes se han inyectado bótox en exceso pierden la expresividad de su cara y su gesto se vuelve completamente artificial. Lo que hace el bótox es debilitar y paralizar algunos músculos, así como bloquear los nervios sobre los que se inyecta. En su justa medida, lo que se consigue es que las arrugas se suavicen, pero si se nos va la mano la dificultad de los músculos de la cara para contraerse se hace bastante evidente. En resumen, te sucede algo parecido a lo que les ha ocurrido a Nicole Kidman, Meg Ryan y el resto de mujeres que aparecen en esta lista.

1
LINDSAY LOHAN

lindsay-lohan

Pese a su juventud, la ex chica Disney ya ha probado el bótox en más de una ocasión. Aunque este tratamiento es utilizado por muchos principalmente para reducir las arrugas de expresión, la obsesión de Lohan parece estar en los labios. En más de una ocasión se ha presentado en la alfombra roja con la boca exageradamente hinchada tras someterse a este tratamiento de rejuvenecimiento.

Algunos medios han llegado a publicar recientemente que los excesos de la actriz con las inyecciones de bótox le han llegado a causar más de un problema para hacer su trabajo. Por ejemplo, según aseguran varios testigos, durante la grabación de la serie ‘2 Broke Girls’ tenía dificultades para hablar sin trabarse por lo que los productores optaron por hacerle un texto más sencillo.

Atrás