Quantcast

Atente a las consecuencias: daños que provoca usar mal la mascarilla

La mascarilla, desde hace ya unos meses, es parte de nuestras vidas, y lo será durante muchísimo tiempo. Sabemos que es nuestra gran aliada para combatir la pandemia del coronavirus que ha puesto patas arriba nuestro mundo y que de momento no tiene visos de remitir. Su uso es obligatorio en todo el territorio nacional, y su eficacia para protegernos de la enfermedad está más que probada. Pero no eso no significa que no pueda causarnos daño si la utilizamos de forma incorrecta.

Allá por el mes de mayo fuimos testigos de una delirante manifestación en la madrileña Plaza de Colón en la cual miles de personas protestaron contra la mascarilla. Decían que eran bozales y que perjudicaban la salud más que otra cosa. Nada de eso ha demostrado ser cierto y, en todo caso, mucho más dañinas para la salud serían las consecuencias de no llevarla puesta y contagiarse de coronavirus. Es importante utilizar la mascarilla de forma correcta para evitar dichos efectos secundarios. 

La nariz al aire

mascarilla

Ya es un clásico en lo que se refiere al uso de la mascarilla. Lo llevamos viendo en la calle desde el comienzo de la pandemia, y es que parece que hay mucha gente que no aprende la lección. Repitámoslo una vez más, para ver si en esta ocasión se dan por enteradas esas miles de personas que nos cruzamos con la nariz por fuera de la mascarilla.

Llevar así la mascarilla es exactamente igual que no llevar nada. Te puedes contagiar igualmente de coronavirus, inhalando el bicho por la nariz. Y eso sería tu responsabilidad, el precio a pagar por tu imprudencia, pero no es lo realmente grave. Lo grave es que puedes contagiar a los que están a tu alrededor en caso de que tú estuvieras infectado. Así que ya sabes: la mascarilla debe cubrir tanto la boca como la nariz para cumplir su cometido.

Comentarios de Facebook