lunes, 21 septiembre 2020 2:50

Qué es el Reiki

El Reiki es una terapia japonesa que tiene un origen espiritual.  Se basa en la transmisión de energía vital a través de las manos. Cómo ocurre con todo este tipo de terapias resulta controvertida, para algunas personas tiene más que ver con la magia y con el misticismo, para otras directamente es una estafa. Sin embargo, también es cierto que cada vez hay más gente que lo practica, e incluso hay algunos hospitales dónde se imparte como terapia complementaria a otro tipo de tratamientos

Sus practicantes apuestan porque ayuda a conseguir la auto sanación física y espiritual, pero su definición se enfrenta a todo lo que la ciencia admite como real. Y sin embargo, lo que es innegable es que proporciona resultados a la hora de calmar el dolor o mejorar algunas enfermedades. 

A lo largo de este artículo trataremos de ver qué es el Reiki, cuál es su origen y por qué hay personas que no se pierden ni una sola sesión.

Qué es el Reiki

Qué es el Reiki

 Como terapia, el Reiki no tiene un origen muy antiguo, de hecho fue desarrollado en el año 1922 por un monje budista zen de origen japonés llamado Mikao Usui. Después otros maestros fueron extendiéndolo por todo el mundo.

 El Reiki parte de la teoría de que existe una energía vital en el universo que está en  todas partes, en la naturaleza, en nosotros mismos,  en todo el universo.Cuando estamos bien esa energía fluye con facilidad a través de nuestro cuerpo y mantiene nuestras defensas activas, pero cuando estamos mal, esa energía deja de fluir y da lugar  a la aparición del estrés, la ansiedad, molestias y enfermedades de todo tipo.

 Los practicantes del Reiki creen que se puede transmitir la energía vital de una persona a otra a través de las manos. No  no se trataría tanto de transmitir la energía de una persona a otra como de  lograr desbloquear el estancamiento de la energía de la persona enferma para reactivar el sistema inmunológico y favorecer la autosanacion.

 En este sentido, se puede decir que el Reiki no cura, el Reiki ayuda a equilibrar nuestra mente y nuestro espíritu fomentando la autosanacion.

En algunos hospitales españoles se imparte Reiki

Qué es el Reiki

 La ciencia occidental no reconoce que exista ninguna energía vital en el universo ni siquiera nuestros cuerpos y, por supuesto, no considera que se pueda transmitir la energía a través de las manos. Sin embargo, hay algunos hospitales como el 12 de Octubre, el Gregorio Marañón, el Vall d’Hebron o el Ramón y Cajal que ofrecen sesiones de Reiki a través de la colaboración de asociaciones externas al personal del hospital. 

Algunos doctores priman el bienestar que  los pacientes dicen experimentar, un cierto alivio y una mejora de sus enfermedades sobre los principios de la ciencia. Otros trabajan  en revestir esta práctica de  de un carácter más científico. Por ejemplo, Luis Carlos Martínez Aguado, responsable de atención al cliente del hospital Ramón y Cajal, donde se ofrecen sesiones de reiki a pacientes oncológicos comentaba en una entrevista: «Hemos comprobado que este tratamiento tiene un efecto muy beneficioso en los pacientes, así que ahora queremos revestirlo de un carácter más científico y, por eso, vamos a realizar el proyecto, para tratar de objetivar el efecto favorable de esta técnica».

Un método para encontrar el equilibrio

Qué es el Reiki

En realidad el Reiki no es una técnica de sanación, sino un método para lograr el equilibrio y la armonía en la vida, como ocurre con casi todas las terapias inspiradas en el budismo.  Mikao Usui les dejó 5 principios a sus seguidores que en su opinión eran la esencia de una vida saludable

  •  no te enfades
  •  no te preocupes
  •  da las gracias
  •  trabaja con diligencia
  •  y se amable con la gente

 Según él, recitar estas 5 reglas por la mañana y por la noche ayudan a equilibrar el cuerpo y la mente.

El Reiki y los Chakras

El Reiki trabaja con los 7 centros de energía llamados chakras que según el hinduismo todas las personas tenemos en nuestro cuerpo. Cuando los chakras se bloquean la energía no fluye bien y eso da lugar a las enfermedades físicas o mentales.  El Reiki no actúa solo a nivel físico lo hace especialmente a nivel espiritual y mental

Cómo son las sesiones de Reiki

 La duración media de una sesión de Reiki suele ser de unos 45 minutos. El paciente se tumba vestido con los pies descalzos y se relaja. Mientras el canal o emisor de energía va dejando fluir la energía vital hacia los chakras a través de sus manos sobre el cuerpo del receptor, normalmente sin llegar a tocarlo.  Para hacer el tratamiento más efectivo y más agradable suele acompañarse las sesiones de música relajante y de aromaterapia. A veces puede realizarse también un pequeño masaje relajante, pero no es imprescindible.  Algunos Maestros de Reiki dicen que la energía es inteligente y sabe hacia dónde tiene que ir y dónde tiene que actuar.

 Existen diferentes variantes del Reiki, algunas utilizan piedras y cristales que ayudan a centrar la energía en los chakras.  El Reiki también puede ser practicado animales y plantas ya que son seres vivos y por lo tanto la energía vital universal fluye a través de ellos.

La OMS acepta el Reiki como terapia complementaria

Pese a que no existen evidencias científicas sobre sus resultados a la hora de curar enfermedades o de aliviar síntomas, la OMS acepta el Reiki como una terapia complementaria en el tratamiento de enfermedades.  Se basan en que su aplicación no tiene contraindicaciones para las personas,  no se utiliza como sustituto de ningún tratamiento y no produce ningún tipo de molestia o lesión. Además, el reiki  tiene mucho que ver con la  meditación y la relajación por lo cual se considera que induce un efecto calmante beneficioso para el organismo. La persona que recibe Reiki también se siente atendida y su ansiedad y su estrés se reducen, es por esto que se utiliza como terapia de apoyo. 

Lo que está claro es que depende de las creencias de cada uno el decidir si se acepta el Reiki como una terapia que efectivamente ayuda a curar.