Quantcast

Por qué deberías cambiarte a un champú sin sulfatos

-

¿Sabes lo que son los sulfatos que se emplean para la elaboración del champú? ¿Te has fijado en la etiqueta para comprobar si el que usas habitualmente los lleva? Hoy te contamos más acerca de estos elementos que forman parte de una gran cantidad de productos de droguería y te explicamos por qué deberías cambiarte a un champú sin sulfatos.

¿Qué son los sulfatos?

Lee bien la etiqueta del champú.
Los sultados están presentes en tu champú habitual. Foto: Blog de la Fran

¿Te has fijado en la cantidad de espuma que hace tu champú? Eso es debido a los sulfatos que lleva el producto. Gracias a esta sustancia se elimina la grasa del cabello. Pero claro, lo que es bueno para una cosa es malo para otra. Los lípidos que por naturaleza genera la piel se ven afectados por estos sulfatos, literalmente los destruye.

Si te fijas en el envase de tu champú y ves las siglas SLES, ya sabes que se trata del Sodium Laureth Sulfate. También lo están empezando a añadir con frecuencia en cosméticos y en productos de higiene.

¿Cuáles son los efectos de los sulfatos en mi pelo?

El daño que hacen los sulfatos en tu pelo.
Los sulfatos tienen una gran capacidad para dañar el cabello muy rápidamente. Foto: Vix.com

Los sulfatos van a producir a medio-largo plazo sequedad, picor y aparición de caspa. Si además tu pelo está teñido, el problema va a ser mayor porque los colores y tonalidades van a perder el color mucho más rápido que si utilizas un champú sin sulfatos.

Si por consiguiente, tienes la llamada piel atópica, mucho peor porque el cuero cabelludo va a sufrir y vas a sentir cómo comienza a irritarse y a picarte la cabeza.

Beneficios de usar champús sin sulfatos

Beneficios de los champús sin sulfatos.
Los champús sin sulfatos tienen muchos beneficios para la salud capilar. Foto: Instituto Médico Dermatológico.

Si conoces los beneficios de usar champús que no utilicen sulfatos, toma nota. Cuando lo uses en tus lavados, vas a notar que el pelo se queda mucho más brillante. Seguramente no vas a necesitar el acondicionador, ya que vas a ver que se queda limpio, sin los temidos nudos y con un aspecto muy saludable.

Si eres ecologista sabrás que con la no utilización de los sulfatos contribuyes en la lucha para proteger nuestro ecosistema.

Pero, ¿hay una desventaja con respeto a los champús que llevan sulfatos?

lavar pelo champús sin sulfatos
Existen muchas marcas comerciales que no utilizan sulfatos en sus productos. Foto: Método Curly

La respuesta a esta pregunta es que sí hay algunas desventajas con respeto a aquellos champús que contienen sulfatos. Por ejemplo, el precio no es el mismo. Aunque ya sabes que a veces lo barato sale caro, sólo es cuestión de adaptarse. Algo que también difiere es el volumen del cabello, es decir, no vas a notar el pelo tan voluminoso porque, evidentemente, no existen esos productos químicos que potencian ese efecto.

Si te encanta que salga espuma en cada lavado, es algo que no vas a ver si empiezas a usar los champús sin sulfatos. La ausencia de espuma puede hacer que pongas más cantidad y te empeñes en frotar. Poco a poco te irás acostumbrando. La verdad es que la aparición de esa espuma muchas veces es más olfativa y decorativa que efectiva. ¿El olor? No es tan marcado y apenas huelen, algo que también te va a chocar en un principio. No pasa nada, puedes elegir después algún acondicionador (si estás acostumbrada a aplicarlo) para obtener un agradable olor tras el lavado del cabello.

Cómo elegir el champú perfecto

Elegir el mejor champú sin sulfatos
Merece la pena que dediques unos minutos extra en elegir un buen champú.

Puede parecer complicado, pero elegir el mejor champú para tu cabello es sencillo. Siempre revisa las etiquetas y no caigas en el error de creerte todo lo que ves en los anuncios de televisión. Lo que va bien para una persona puede que no sea acertado para ti. Asegúrate de que no llevan siliconas ni sulfatos. vas a perder unos minutos más pero va a merecer la pena que dediques tiempo a analizar el champú que te vas a llevar a casa. Hoy en día dispones de mucha información y asesoramiento para consultar en el caso de que tengas dudas sobre qué tipo de champú es el que necesitas. Tu propia peluquería puede aconsejarte sobre esto para que tengas una idea más clara a la hora de ir a comprarlo.

Busca aquel que hidrate tu pelo, tu piel y el cuero cabelludo en cuestión. De lo contrario, la grasa aparecerá rápidamente y tendrás la sensación de que nunca tienes el pelo lo suficientemente limpio. Muy importante es saber elegir bien si tu pelo está o no teñido. No es lo mismo un champú para pelo sin teñir que el que debes usar cuando tu pelo no es natural.

¿Cuántas veces a la semana es aconsejable lavarse el pelo?

Lavado capilar
Lavarse el pelo a diario no tiene porqué ser malo pero es recomendable hacerlo unas tres veces por semana. Foto: consalud.es

Esta es otra de las preguntas más complejas. ¿Es bueno lavarse el pelo a diario? ¿Se estropea más? Suele ser recomendable para las personas que tienen un tipo de cabello normal o con una piel sana, sin dermatitis o similar, lavarse el pelo dos o tres veces a la semana. Esto no significa que si un día se nos ha ensuciado más de la cuenta tengamos que estar con el pelo sucio una semana. Aquí funciona muy bien el sentido común.

Si tienes tendencia a tener el pelo grasiento, vas a necesitar lavarlo con mayor frecuencia, incluso hasta cuatro veces por semana. Eso sí, evita hacerlo a diario porque lo que conseguirás es que aparezca la grasa en mayor medida. De esta forma, utilizar un champú sin sulfatos te va a ayudar mucho a cuidar tu salud capilar. No sólo estarás tratando bien a tu pelo sino a tu organismo en general. No te olvides que la piel tiene poros, muy finos, diminutos pero que son capaces de absorber todo lo que encuentran a su paso.

Comentarios de Facebook