martes, 29 septiembre 2020 13:23

Si valoras tu vida no querrás que vuelvan las modas más peligrosas

-

A lo largo de la historia de la humanidad, muchas han sido las nuevas modas que no han dejado indiferente a nadie. Si a muchos nos sorprendió en su día ver a los jóvenes con los pantalones casi en los tobillos o que llevaran la capucha de la sudadera puesta hasta en verano, vas a alucinar con las modas de antaño. No te pierdas la evolución de este movimiento y tal vez veas que en el fondo, el fin no difiere tanto de las modas de estos últimos años: la búsqueda de la belleza por encima del sufrimiento.

Ya desde la edad prehistórica, el hombre se vio en la necesidad de vestirse con pieles de animales muertos. La diferencia con los tiempos modernos era que se vestían para resguardarse del frío y no para ir con estilo ni a la moda. Digamos que por aquel entonces, el ser humano no había descubierto que, tras la ventaja de ir vestido, podía sentirse mucho mejor consigo mismo teniendo un aspecto diferente. Con el paso del tiempo, la importancia de un look elegante ha cobrado tanto peso que va creciendo a la velocidad de la luz.

1
Aquellos incómodos corsés

Fuente: street21deluxe.com

Seguro que recuerdas esas películas en blanco y negro recreadas en el siglo XIX, donde las elegantes damas se metían en corsés imposibles que, además de hacerlas más esbeltas, las dejaban sin aliento. Su misión, al fin y al cabo, no era otra que buscar la sensualidad femenina. Aún así, belleza y comodidad no iban de la mano, por lo que pronto empezaron a surgir problemas estomacales; como indigestiones y estreñimiento, debido a la presión que ejercían sobre el abdomen y el pecho. ¿Resultado final? mujeres que sufrían ansiedad por verse sometidas a una prenda de moda que les dañaba su salud.

Hay una anécdota que parece un tanto mítica sobre una mujer que en el siglo XIX murió como consecuencia de las heridas sufridas al clavarse dos varillas de acero en su corazón.

Atrás