Compartir

La cerrajería al igual que otros sectores evoluciona conforme lo hace la tecnología. De esta forma, los cerrajeros hoy en día disponen de una mayor variedad de soluciones para la seguridad del hogar. 

 

Las cerraduras inteligentes funcionan en su totalidad de manera digital. Si bien en sus inicios sólo se fundamentaban en procesos electrónicos más limitados, en la actualidad ofrecen conectividad a través de internet. Así, se trata de una alternativa más avanzada, práctica y cómoda que las cerraduras mecánicas.

 

En este sentido, la cerrajería inteligente implica nuevos métodos y técnicas que pretenden perfeccionar los servicios de la cerrajería tradicional. Esto, consigue fortalecer los puntos débiles de la cerradura tradicional, a la vez que potencia las virtudes existentes. 

 

Pues, no cabe duda de que la mezcla entre tecnología y cerrajería aporta beneficios apreciables. La automatización de cerraduras y sistemas de seguridad ofrece una mayor protección contra posibles entradas forzadas y las consecuencias que de ello se puedan derivar. Es decir, mayor protección para la familia y los bienes. 

 

Sin embargo, estos avances implican nuevos retos para los profesionales del área. Por tal razón, es fundamental contar con un cerrajero de confianza con conocimientos y habilidades actualizadas que garantizan el mejor servicio a sus clientes.

 

En España, esto es posible gracias a profesionales como cerrajeros Madrid, permitiendo disfrutar de las cerraduras inteligentes. Así como de los muchos servicios que estas ofrecen en la protección de casas, edificios y empresas. 

Variedad de cerraduras inteligentes

 

Las cerraduras inteligentes han evolucionado a lo largo de las últimas décadas. En consecuencia, las empresas del sector han conseguido desarrollar diferentes modelos que fusionan modernos avances con la cerrajería tradicional.

 

En este sentido, el mercado actual ofrece una amplia gama de posibilidades cuando de sistemas de seguridad digitales se trata. Así, en primera instancia se encuentran aquellas que precisan de una contraseña o código de acceso. 

 

En segundo lugar, destacan aquellas basadas en factores biométricos como la huella digital. Asimismo, se consiguen aquellas que precisan alguna modalidad de llave digital que active y desactive la cerradura. En tiempos recientes, estas llaves han sido desplazadas por apps alojadas en el smartphone. 

 

Todas ofrecen un nivel de seguridad similar, siempre superior al de las cerraduras tradicionales. Así como, una instalación sencilla y poco invasiva, aplicable a la mayoría de las puertas. La principal diferencia entre estas, radica en el precio de cada una, por lo que la elección dependerá del presupuesto de cada quien. 

Protección programable y a distancia

 

Esta es sin lugar a dudas uno de los principales beneficios de las cerraduras inteligentes. A diferencia de las tradicionales, estas pueden programarse para autorizar el acceso exclusivamente a las personas determinadas

 

Asimismo, permite configurar el horario de acceso, indicando al sistema cuando se vaya a permanecer fuera de casa durante una temporada larga. Tal es el caso de la época de vacaciones, cuando la familia acostumbra a pasar semanas e inclusos meses fuera del hogar. 

 

De igual forma, se puede configurar la hora en la cual la cerradura debe activarse al final del día. Esto, evita que la cerradura quede desbloqueada por algún olvido, cerciorando que la casa estará protegida durante la noche. Además, estas suelen disponer de alarmas que indican cuando la puerta ha quedado abierta.

 

En general, esto puede conseguirse por medio de internet, o también a través de un portal web o una app. Así, además del tipo de configuración ya señalada, se puede habilitar el ingreso de alguna persona a casa, aún cuando se esté fuera de la ciudad. 

La garantía y confianza de siempre

 

Desde su inicio, las cerraduras inteligentes han demostrado ser más efectivas que las cerraduras mecánicas. Esto se debe a las características señaladas, como la capacidad de programables y alarmas, funciones incorporadas en la mayoría de los casos.

 

Además, evitan un sinfín de posibles problemas cotidianos, tales como cerraduras dañadas y llaves extraviadas. Pero sobretodo el riesgo de que delincuentes consigan entrar en tu hogar. Pues, las cerraduras inteligentes no ceden ante métodos comunes como el bumping. Asimismo, suelen ser antiganzúa, antitaladro, antirotura y antiextracción.

Fáciles de instalar

Las cerraduras digitales no implican un proceso de mayor complejidad en relaciòn a la instalación. No obstante, es indispensable que esto sea realizado por un profesional. Un error en el montaje de la cerradura compromete la integridad de los habitantes del hogar y sus posesiones. 

 

Así, en general casi cualquier puerta puede asegurarse con una cerradura electrónica. Aunque la variedad de cerraduras de este tipo exige la pericia de un cerrajero para determinar cuál conviene más. Todos y cada uno de los modelos existentes pueden instalarse fácilmente sin necesidad de grandes reformas ni gastos excesivos. 

 

Sin embargo, como se ha señalado anteriormente, los avances en materia de cerrajería suponen un reto para los expertos en el área. Pues, sólo quienes cuentan con los conocimientos correspondientes pueden garantizar la adecuada instalación de este tipo de cerraduras.