Compartir

¿Estamos teniendo problemas con el agua en casa? Es posible que si no tenemos mucha presión se deba a la aparición de cal en nuestras tuberías, esta con el paso del tiempo se debe de haber ido incrustando en nuestras redes de la casa, trabajo o negocio. ¿Hemos realizado mantenimiento a las tuberías este último año? Es sumamente importante que las tuberías gocen de buen mantenimiento y salud, que se mantengan limpias para que así funcionen de manera correcta. No hay que esperar a que se forme un atasco en el fregadero, a que se rompa una cañería o a que no funcione bien la caldera de la casa para tener que llamar a un profesional de desatascos en Córdoba. Si realizamos un mantenimiento periódico aumentaremos el tiempo de vida de nuestras tuberías y los desagües en cual sea nuestra propiedad.

 

Usar agua caliente hace que se acumule cal más habitualmente, esto no sucede si se usa agua fría, por eso en algunas épocas suele ser más frecuentes los avisos de desatascos Córdoba debido a la cal incrustada. Esto debido a la enorme cantidad de agua que se utiliza en invierno que difiere mucho a la cantidad de agua caliente que se usa en verano y en primavera.

 

¿Y esto por qué ocurre?

 

Se debe a que la cal en el agua caliente se disuelve convirtiéndose en una especie de arena que cuando se enfría termina por endurecerse así termina pegándose a los codos de los fregaderos, conchas de los baños y paredes de las tuberías, incluso a las llaves de paso, haciendo que el caudal de estos disminuya exponencialmente. Nos podremos dar cuenta que tenemos un problema en las tuberías de nuestra caldera si notamos que cuando utilizamos el agua fría hay chorro y presión, pero cuando utilizamos el agua caliente no. Y sí, sí es posible que se forme cal dentro de la misma caldera, hasta a veces no llegar a encenderse.

 

Cuando esto ocurre es muy habitual pensar que lo más fácil será cambiar las tuberías o la caldera y es muy fácil asustarse por el alto coste que estos cambios supondrían. Pero como ocasionalmente ocurre la solución siempre es la más sencilla. Todo basta con eliminar la cal de las tuberías.

 

¿Pero cómo hacemos eso?

 

Es muy importante antes de tomar cualquier acción saber de qué material están hechas nuestras tuberías, antes de manipularlas con cualquier químico o disolvente.

 

– Debemos apostar por un buen producto anti-cal, tanto para los electrodomésticos como para la limpieza. Este producto es bueno introducirlo en las tuberías de agua caliente y dejarlo actuar por aproximadamente 20 minutos, así la cal pueda ser disuelta.

– Recordemos que hay que cortar el flujo de agua de entrada a la caldera y soltar el latiguillo de entrada de agua caliente.

 

Cuando hayamos dejado actuar al producto el tiempo suficiente la presión de agua aumentará por lo que al girar el grifo de agua la caldera se conectará nuevamente.

 

El siguiente paso es confiar en un personal cualificado para realizar el mantenimiento necesario y que pueda llevar a cabo las limpiezas que requieran las tuberías o desagües. El técnico lo que hará será conectar una bomba de agua a la caldera para que esta bombee un líquido especial anti-cal por el sistema completo durante por lo menos una hora. Así mismo, todo esto se llevará a cabo con la caldera apagada para que la cal pueda disolverse. Esta irá desapareciendo progresivamente una vez haya riego de agua en las tuberías.

 

¿Es más conveniente llamar a un técnico?

Definitivamente sí. Sin duda será siempre la mejor opción ya que al ser un profesional en su campo sabrá siempre qué será lo más conveniente para el caso de tus tuberías, la resolución de problemas en su campo siempre será la correcta. Aunque tú seas capaz de resolverlos, el tiempo en comparación que se invertiría haciéndolo uno solo siempre va a ser mayor al de un profesional en desatascos.