Compartir

Hacienda quiere mejorar el control de esta nueva forma de dinero en su nueva hoja de ruta para este año y los próximos.

Las nuevas tecnologías no dejan de crecer y de evolucionar en todo momento. Si comparamos la situación actual con la de hace unos años, sería impensable la idea siquiera de conocer una página web como Crypto Economy, un referente en cuanto a noticias sobre Bitcoin y criptomonedas. Internet ha sido uno de los principales impulsores del cambio en la última década, trayendo novedades a todos los frentes posibles en los últimos tiempos.

De hecho, uno de los terrenos en los que ha dejado una huella imborrable es el de la economía. Aquí, tanto la red en particular como las nuevas tecnologías en general, han conseguido que los usuarios no solo recurran a portales en línea para llevar un control de su dinero, de sus transacciones y de las finanzas que estén llevando a cabo; sino que también tengan la ocasión de utilizar una nueva forma de dinero: la criptodivisa.

Esta cibermoneda, que ha tenido en el Bitcoin su máximo exponente, lleva dando muchísimo que hablar a través de sus diferentes propuestas en los últimos cinco años. Una forma de dinero digital que plantea revolucionar gran parte de nuestro día a día a través de la descentralización, pero que ha hecho que numerosos organismos de diferentes países se pongan manos a la obra para intentar regular la situación antes de que se desmadre.

Así, mirando a España, tenemos a la Agencia Tributaria, que este mismo año arrancaba una nueva campaña con la firme intención de pisar el pedal de freno para hacer que el avance del uso de esta forma de dinero alternativa deje de ser tan rápida. No es algo que hayan hecho con el fin de parar la actividad, lo que piden es un alto para poder regularizar y normalizarlo todo con el fin de que haya un control adecuado.

Ha sido algo anunciado por la organización a nivel nacional a comienzos de año, como parte de su nuevo plan de control tributario. En él, la AEAT ha dejado muy claro que tiene la firme intención de adentrarse en el sector digital para no solo echar un vistazo al uso y posibilidades del dinero virtual, sino también de otras tantas tecnologías que han llegado y que afectan directamente a la economía.

La Agencia Tributaria, a por el control de las criptomonedas

Una noticia que muchos han podido encontrar en portales internacionales como BlockBoard en referencia a otros países, pero que también está teniendo su reflejo en el nuestro con las intenciones marcadas por la Agencia Tributaria. Son muchas las naciones que han decidido tomar cartas en el asunto y, en el caso que nos ocupa, comenzaremos a ver las implicaciones del nuevo plan de control a lo largo de este mismo 2019.

Tras reunir ingentes cantidades de información sobre las divisas virtuales a lo largo del año 2018, Hacienda quiere hacer un potente estudio para trazar una hoja de ruta con la que establecer un plan adecuado de cara a los próximos meses. La entidad no busca imponer restricciones, busca establecer un sistema que evite la posibilidad de fraude fiscal o la realización de cualquier actividad ilícita que implique el uso de esta forma de dinero.

Para ello, acudirán a datos recopilados por entidades intermediarias en operaciones financieras o de cualquier índole en la que estén implicadas monedas como el Bitcoin. A través de esta información, que podría ampliarse con más requerimientos en los meses venideros, planean establecer una estadística sobre su uso en nuestro país y por parte de contribuyentes españoles que habiten fuera de este.

De este modo, además de este análisis, se desarrollarán herramientas a emplear por parte de la Administración para asegurar que se está tributando de forma completamente legal al usar estas monedas en actividades ligadas a su transmisión o titularidad. Además, también persiguen conocer la procedencia de este dinero, tratando de trazar una ruta que lleve a sus fondos de origen.

Lo que la Agencia Tributaria quiere hacer no es más que el siguiente paso lógico para un organismo que trata de que las actividades económicas se muevan siempre dentro de la legalidad y cumplan con sus obligaciones fiscales. La aparición del Bitcoin y del resto de criptomonedas ha supuesto una ruptura con el escenario tradicional que requiere de un proceso de adaptación.

Y este mismo proceso es el que está llevando a cabo la entidad española, aunque de la forma más rápida posible. Su plan es comenzar a utilizar las herramientas pertinentes para regular el empleo de este dinero en nuestro país este mismo año, aunque seguirán perfilando su actividad durante los siguientes hasta establecer un plan de control eficaz y sin ninguna fisura.