Quantcast

Así te está haciendo más impulsivo tu teléfono móvil

Cualquiera que tenga un smartphone, es decir, todo el mundo, ha experimentado esto en alguna ocasión. Esa compulsividad por utilizar el teléfono y consultar algo, o la angustia por no tenerlo a mano y estar “desconectados” de las cosas que pasan. Pasamos más de tres y más de cuatro horas diarias pegados a la pantalla de nuestro teléfono. Y van ya unos cuantos años desde que los smartphones llegaron a nuestra vida. No es extraño entonces que ese hábito tan recurrente,rozando con lo adictivo en ocasiones, haya modificado nuestro carácter y nuestra personalidad.

Al fin y al cabo, la mente y la conducta de los seres humanos es muy moldeable. Basta que cambien las circunstancias a nuestro alrededor para que, tarde o temprano, nuestros hábitos vayan modificándose poco a poco. En el caso de los smartphones, no ha sido tan poco a poco como pensamos. Ha sido cuestión de pocos años, y hemos visto nuestra vida, nuestra forma de relacionarnos absolutamente alterada. ¿Quién hubiese creído, hace diez o quince años, que íbamos a mirar el móvil unas ochenta o noventa veces al día? El poder de las tecnológicas para “engancharnos” al móvil y a sus aplicaciones es muy superior al que nos gustaría pensar.

Smartphone e impulsividad

movil

Los psicólogos y otros científicos de la conducta están por supuesto muy interesados en estudiar a fondo las repercusiones del uso y abuso de los smartphones. Un reciente estudio corrobora las sospechas que apuntaban a que las muchas horas que pasamos pegados a un móvil nos vuelven más impulsivos y adictos a las gratificaciones inmediatas.

Dicha investigación concluye que las personas que pasan más tiempo con su teléfono son más propensas a despreciar las recompensas a largo plazo. A cambio, prefieren una gratificación inmediata, aunque sea más pequeña. Los resultados de este experimento fueron publicados en la revista PLOS ONE bajo el título “Likes and impulsivity: Investigating the relationship between actual smartphone use and delay discounting”.

Comentarios de Facebook