lunes, 21 septiembre 2020 6:17

Los préstamos rápidos online y las ventajas que ofrecen

¿Necesitas dinero urgente, y la financiación bancaria no es una opción? Las empresas de créditos rápidos pueden ayudarte a conseguir el dinero que te hace falta para pagar una factura elevada, la letra del coche, los impuestos, una multa, o hasta tener capital para iniciar un negocio o darte un pequeño capricho.

¿Sabías que puedes solicitar préstamos en 10 minutos? Lo único que tendrás que elegir la cantidad de dinero que necesitas, el plazo de amortización, rellenar tu información personal y, una vez que se compruebe tu historial crediticio y todo sea correcto, tendrás el dinero en tu cuenta. Si todo va bien, este proceso podría durar 10 minutos.

Pero estas son tan solo algunas de las ventajas de los préstamos rápidos online. Si te interesa conocer el resto, tan solo sigue leyendo:

¿Por qué deberías solicitar un préstamo rápido online?

Los préstamos rápidos online permiten conseguir dinero rápido a través de Internet debido a que es un producto financiero que se gestiona de forma 100% online y sin necesidad de papeleos ni enviar documentación. Además, es posible realizar la solicitud desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Esto hace que desde tu propio móvil puedas solicitar un préstamo en unos minutos y tener la respuesta al instante.

Pero además, no es necesario cumplir apenas requisitos, ya que están adaptados a todo tipo de clientes y permiten obtener dinero incluso sin justificar ingresos o estando en listados de morosos. Vamos a verlo a continuación.

1.    Sin aval

Una interesante ventaja de los préstamos rápidos que se ofrecen en entidades financieras como teleprestamos es que son sin aval: es decir, que no tendrás que estar comprometiendo a otra persona para que dé la cara por ti en el caso de que no puedas cumplir con el pago.

El único aval que se necesitará lo aportará el solicitante, y lo más normal es que tan solo se necesite una nómina para demostrar a la entidad nuestra solvencia, que realmente seremos capaces de asumir las condiciones del préstamo.

2.    Sin nómina

Entonces… ¿Si no tengo nómina ya me puedo ir olvidando de solicitar el crédito rápido? Estas entidades entienden al solicitante, y saben que puede estar pasando por una mala racha en la que no tienen nómina.

Por ello, les ofrecen diferentes alternativas. Esto es lo que se conoce como un crédito rápido sin nómina y nos permite presentar algún otro tipo de acreditación que indique que estamos percibiendo algún tipo de ingreso de forma recurrente: puede ser el paro, una pensión, algún tipo de ayuda, etc.

3.    Con ASNEF

ASNEF o RAI son 2 entidades que se encargan de recopilar una base de datos con todos aquellos particulares o empresas que hayan contraído algún tipo de deuda. Son muy consultadas por los bancos: en el caso de que nuestros datos figuren en ellas, nos descartarán automáticamente para darnos el dinero.

Por fortuna, las empresas de créditos rápidos no son tan estrictas, y valorarán nuestro caso personal antes de cancelar nada. Si la deuda no es muy alta, seguramente no tendremos ningún problema para pedir el dinero. Si lo es, es interesante cancelarla antes de pedir más financiación.

4.    Primer crédito gratis

Como fórmula para captar al cliente, algunas de estas entidades ofrecen la posibilidad de conseguir un crédito gratis; es decir, que tan solo tendremos que encargarnos de devolverlo en el plazo estipulado, sin que tengamos que asumir cargos por cuotas o comisiones.

Es una estupenda manera de probar los servicios y, si nos convencen, tener a una entidad de confianza a la que pedir dinero cuando lo necesitemos.

Estas son algunas de las múltiples ventajas de las empresas de créditos rápidos que hacen que este producto financiero esté en continuo auge dentro del sector de la financiación. Además de permitir conseguir un préstamo a través de Internet y sin moverse de casa, ofrece pocos requisitos y la posibilidad de conseguir el primer crédito gratis.

¿Cómo conseguir un préstamo rápido por Internet?

Te hemos contado la sencillez y rapidez para conseguir un préstamo rápido online pero, ¿cuáles son los pasos que hay que seguir para hacerlo? Vamos a revisarlos a continuación:

  1. Seleccionar la entidad financiera

Para elegir la entidad financiera adecuada y el préstamo rápido que esté adaptado a las necesidades financieras la mejor opción es utilizar un comparador de préstamos rápidos online como teleprestamos, que te permitirá elegir el mejor préstamo rápido, además de solamente solicitar el dinero en empresas seguras y fiables.

  1. Rellenar la solicitud online

Una vez elegida la entidad financiera hay que rellenar un formulario de solicitud online en su página web, indicando los datos personales y bancarios. De esta forma podrán realizar un estudio de riesgos financieros de forma inmediata y ofrecer respuesta en cuestión de minutos.

  1. Verificar los datos

Como último paso, hay que verificar los datos introducidos en el formulario de solicitud para demostrar que son verídicos. Es posible realizar dicha verificación sin papeleos ni enviar documentación por medio de firma electrónica o el acceso a una cuenta bancaria online.

Una vez verificados los datos, si el préstamo rápido es aprobado la entidad financiera enviará el dinero a la cuenta bancaria asociada al cliente. Todo el proceso es posible hacerlo en 10 minutos en el mejor de los casos, aunque lo normal es que haya que esperar unas 24 horas para disfrutar del dinero. Todo dependerá de la entidad financiera elegida y de la entidad bancaria que dispongan usuario y empresa.