domingo, 27 septiembre 2020 16:17

Beiota, internet para mejorar la seguridad laboral

El concepto de IoT se cuela en el ambiente de trabajo con esta propuesta que busca reforzar la seguridad de los trabajadores.

 

Internet forma parte de nuestro día a día. Tenemos una conexión a la red de redes que nos acompaña prácticamente durante las 24 horas del día gracias a ese smartphone que llevamos siempre en el bolsillo. Gracias a esto, solo necesitamos un par de pulsaciones para disfrutar de todas las bondades de la estructura online, para contactar con quien deseemos, buscar lo que queramos o incluso comprar lo que nos apetezca.

 

Si bien es cierto que Internet, como tal, es algo que no está exento de errores y problemas, como también de fallos de seguridad; también es verdad que tiene la capacidad de traer importantes mejoras a numerosos ámbitos, sobre todo al profesional. De hecho, recientemente se ha demostrado que es capaz de mejorar por completo las condiciones de seguridad de los trabajadores.

 

O al menos esa es la idea que ha desarrollado la empresa valenciana Beiota. Esta startup ha puesto sobre la mesa un concepto que se vale del IoT (Internet of Things, o Internet de las Cosas) para asegurar que los trabajadores se encuentren en un entorno laboral completamente seguro y que, en caso de que haya una urgencia, todo esté en orden y se siga el protocolo establecido por la empresa..

Internet y seguridad, de la mano en el ambiente laboral

Como explica Alex Eser, dueño del portal SUPERHERRAMIENTAS, la mala utilización de los utensilios de trabajo es uno de los principales detonantes de los accidentes laborales. La falta de elementos protectores, el uso de utensilios en mal estado o incluso el empleo inadecuado de estos pueden traer consecuencias muy graves a los trabajadores.

 

Por eso la idea de Beiota resulta tan atractiva. Su sistema se centra en detectar que todo el personal está equipado como es debido mediante un arco que se debe instalar en cualquier entorno de trabajo. Los trabajadores tienen que pasar a través de este para que se pueda comprobar si llevan todo el material de trabajo y de seguridad laboral correctamente equipado, confirmando si cumplen o no con las normas de seguridad de su entorno de trabajo.

Mediante la tecnología IoT, se asigna un conjunto de utensilios determinado a cada trabajador, herramientas que a su vez emiten una señal detectable por el arco. De este modo, cuando el empleado atraviesa dicho arco, este realiza un escaneo rápido con el que determina si lleva todo lo que debe llevar. En caso de no ser así, se activa un protocolo con el que se notifica a la empresa el problema para que esta contacte con él de inmediato a través de un software online.

 

Este “detector de herramientas” no es la única idea que tienen en la startup valenciana. Además de esta, se ha prototipado una pistola que permite hacer un barrido individual para detectar si una persona lleva todo el equipamiento correspondiente. Con un tiempo de respuesta de 300 milisegundos, agilizaría exponencialmente la labor de los inspectores de seguridad o de los propios empleados a la hora de realizar las comprobaciones pertinentes.

 

Por el momento, Beiota se encuentra en fase de acercamiento a empresas interesadas. Esta compañía, nacida en la incubadora Demium Startups, ya se encuentra colaborando con firmas como Quirón Prevención o Randstad, pero quiere ampliar sus miras para contactar con todo aquel negocio de carácter industrial que cuente con más de 50 trabajadores en plantilla.

Una solución necesaria

 

En 2018, y según cifras recogidas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, se registraron un total de 562.132 accidentes laborales, de los cuales más de 75.000 fueron in itinere, mientras que cerca de 485.000 tuvieron lugar durante la jornada de trabajo. Unas cifras preocupantes que han dejado detrás de sí un total de 583 muertes en todo el ejercicio del año pasado.

 

Aunque no es una tasa de mortalidad elevada, el alto índice de accidentes de trabajo deja claro que es necesario reforzar la presencia de inspecciones o de implantar nuevos sistemas que mejoren la seguridad de los empleados en sus jornadas laborales. Con estas cifras en mente, la fórmula de Beiota puede servir para reducir estos números y conseguir una mayor tranquilidad por parte de empleados y empleadores.

 

Existen numerosos cursos de formación y una gran concienciación con respecto a la importancia de la seguridad en el ámbito laboral. No obstante, la propuesta de nuevas soluciones es evidentemente necesaria para erradicar este tipo de incidencias y evitar todos los problemas derivados de ellas.

Una startup valenciana y el concepto de IoT pueden ser parte de ese motor que permita reducir los accidentes de los trabajadores. Se seguirá necesitando la concienciación y se tendrán que aprender nuevos métodos, pero, las nuevas tecnologías en general e internet en particular tienen la oportunidad de hacer que las cosas sean mucho más sencillas y seguras para todos.