Compartir

Los primeros progresivos fueron creados a finales de los años 50 con el objetivo de satisfacer unas necesidades de visión muy concretas. No obstante, esas primeras gafas poco tienen que ver con los modelos que están hoy disponibles en el mercado.

Y es que han ido perfeccionándose a lo largo de estas pocas décadas hasta convertirse en tu objeto más preciado si tienes problemas de visión, especialmente presbicia (vista cansada) combinado con algún otro defecto visual.

¿Qué defectos han ido corrigiéndose con el paso del tiempo?

Muchos eran las deficiencias que poseían las recién estrenadas lentes progresivas. Si bien es cierto que supusieron una revolución en el modo en el que comenzó a verse el mundo, una serie de características han ido mejorándose considerablemente para que hoy puedas disfrutar de una experiencia visual inmejorable.

Al principio, los usuarios poseían dificultades para adaptarse al campo de visión que ofrecen. No obstante, hoy en día la mayoría de ellos se adecúan sin problema alguno y se benefician del amplio campo visual que brindan estas lentes.

Por otra parte, muchas personas sufrían lo que se conoce como “el efecto balanceo”, esto es la incapacidad de enfocar la mirada correctamente para observar un punto específico, hecho que producía visión borrosa y confusión. Pero, hoy en día, las lentes progresivas han logrado eliminar este inconveniente.

Asimismo, la visión lateral también ha mejorado notablemente desde los comienzos de estos progresivos. Pues antes no ofrecían una visión nítida desde los laterales de la gafa como lo hacen ahora, para que tu experiencia no resulte alterada de ninguna manera. Con lo que la visión ya no es distorsionada sino completamente nítida desde cualquier ángulo y sin esfuerzos.

¿Cuándo pueden usarse?

En la actualidad y gracias a todas las ventajas que te brindan las gafas progresivas, puedes utilizarlas para realizartodo tipo de actividades cotidianas sin problemas. Ya sea para trabajar o incluso para hacer deporte, es posible gozar de una buena visión en cualquier situación.

Y, ¿qué hay de los nuevos diseños en gafas graduadas?

Porque tan importante es ver bien como que tú te veas bien, existen actualmente unos diseños realmente innovadores en lo que a este tipo de lentes se refiere. En especial, gracias a las gafas exclusivas de Roberto Torretta para mujer podrás conseguir la misión de lucir bella en cualquier ocasión que se precie y lo más importante ¡sin perderte detalle de nada!

Y es que esta línea de gafas de sol creada desde 2003 única y exclusivamente para la marca Federópticos cuenta con unos modelos sumamente creativos que resultan de lo más favorecedores,  y que se apartan totalmente del concepto anticuado de gafas graduadas.

En general, poseen unas monturas originales en colores muy variados, de la misma manera que las lentes poseen tonalidades distintas. Y lo mejor de todo es que puedes adquirirlas a un precio bastante asequible ya que ningún modelo supera los 100 €, ¿Lista para verlo todo de manera distinta?