Compartir

Cuando una persona quiere descansar en la comodidad de su cama hay ciertos elementos que mejorarán la calidad del sueño. Un buen edredón es algo que no puede faltar cuando se pretende que el cuerpo se mantenga a una temperatura agradable al acostarse. 

 

Primero que nada, ¿dónde es posible comprar un buen edredón?

Ésta es una de las preguntas más comunes entre las personas cuando quieren adquirir un edredón de calidad.

En el caso de comprar un edredón online, existen muchísimos portales web, sin embargo, uno de los más confiables es regalarhogar.com, ya que no sólo ofrecen productos de calidad que cumplen con cada una de las características que se deben buscar en un edredón, sino que además tienen precios inmejorables. 

Pero antes de escoger el primer edredón que se pueda ver, se deben tener en consideración algunos aspectos claves que, aunque no lo parezcan, marcarán la diferencia entre un sueño de calidad y una noche con mucho frío o mucho calor.

¿Qué se debe saber antes de comprar un edredón?

Un edredón es una pieza fundamental en cualquier cama, pues no sólo te ofrece un gran confort sino que además son elementos decorativos que le dan una vista diferente a tu dormitorio en general. 

Muchos afirman que esta prenda de cama sirve solamente para la temporada de invierno, ¡pero no es así! Muchas personas la utilizan para decorar de forma más atractiva su cama, mientras que otras ya ven este artículo como un acompañante que no puede faltar a la hora de dormir, porque le permite al cuerpo estar cálido, y por lo tanto, tener un mejor sueño. 

Si aún no cuentas con un edredón es importante que tengas en cuenta algunos aspectos que te ayudarán a elegir el que más se adapte a tus necesidades, y que por supuesto, sea de excelente calidad. 

A continuación te daremos algunos consejos que no debes olvidar cuando decidas comprar uno. 

Revisa el gramaje

El grosor del gramaje nos permitirá conocer cuánto puede calentar al cuerpo dicho edredón, es por ello que debes escoger uno que se adapte a tus necesidades. Es decir, teniendo en cuenta la temperatura general de tu cuarto, tienes que revisar cuál es el edredón que más te conviene. 

Según estudios técnicos, los edredones tienen un gramaje que oscila entre 175 y 500 g/m2. Por ejemplo, los edredones medios (tienen entre 300 y 350 g/m2) son los que fueron diseñados para temperaturas que oscilan entre 15 y 18° C, mientras que los más ligeros (entre 175 y 250 g/m2) son perfectos para temperaturas que vayan desde 18 hasta 22 grados. 

Los edredones cálidos (hasta 500 g/m2) fueron fabricados para lugares bastante fríos, donde la temperatura desciende por debajo de los 15 grados centígrados. Dependiendo de cuál sea la temperatura de tu habitación, con esta guía podrás escoger el edredón que cuente con el gramaje ideal. 

Escoge uno de un material adecuado

Es importante que tengas claro que existen edredones sintéticos y edredones compuestos por rellenos naturales. 

Los naturales combinan plumas y plumón, no obstante, hay empresas que han diseñado modelos a base de seda o lana, éstos son los menos comunes del mercado

Un elemento a destacar es que los sintéticos se caracterizan por ser edredones baratos, en comparación con los naturales, así que primero revisa tu presupuesto y luego decide cuál comprar. 

Sin embargo, aquellos fabricados con materiales sintéticos, como por ejemplo fibras de poliéster, no son del agrado de todos los compradores porque tienen una vida útil de apenas cinco años, mientras que los edredones naturales pueden llegar a durar hasta 15 años, dependiendo de los cuidados de su dueño. 

Tienes que elegir una buena funda

Éste es el último y uno de los más importantes aspectos a tener en cuenta, a la hora de elegir un edredón. No puedes escoger cualquiera, asegúrate de que la funda sea con base de algodón para que el proceso de transpiración del edredón se lleve a cabo de manera adecuada. 

Además, te ayudará a que no se salgan las plumas o la fibra, lo cual es algo que molesta mucho cuando estamos buscando comodidad en la cama.