Compartir

Llevar a cabo una mudanza es algo que supone un gran esfuerzo, especialmente en el caso de tratarse de familias numerosas. La recogida, transporte y colocación de los muebles y enseres en la nueva ubicación puede llevar semanas en algunos casos y no son pocas las personas que sufren elevados niveles de estrés durante estos momentos, algo que incluso incrementa las discusiones en familia.

Superar una mudanza con éxito y sin perder los nervios es posible, pero solo si se aplican una serie de consejos de gran utilidad. Así que para que tu mudanza no te suponga la alteración de tu día a día, tan solo tienes que tener en cuenta los consejos que se muestran a continuación:

Elección de material de embalaje

A la hora de llevar a cabo una mudanza es necesario conseguir todo tipo de material de embalaje para que los enseres se encuentren ordenados y protegidos para que no sufran ningún daño durante el transporte. Para ello resulta fundamental la elección de cajas de embalaje para mudanzas que sean resistentes y de calidad y que además sean de diferentes tamaños para poder guardar todo tipo de objetos y enseres en ellas. No olvidar una cinta adhesiva así como algún tipo de relleno para las cajas con enseres más delicados.

Ordenar por prioridades

A la hora de embalar y empaquetar los enseres del hogar es necesario seguir un orden en el que se embalen en función de las prioridades. Para ello se recomienda empezar por aquellas zonas de la vivienda con un mayor número de objetos y enseres, como la cocina o el salón comedor. A continuación se debería embalar los accesorios y enseres de las distintas habitaciones y, en último lugar, los productos del baño. 

Elegir qué elementos utilizar

En el transcurso de una mudanza todas las familias descubren objetos y elementos que ni siquiera recordaban que tenían o a los que no se les da ningún tipo de uso. Quizá la mudanza es el momento clave para decidir qué elementos utilizar y embalar para su transporte a la nueva vivienda o cuáles desechar porque no se usan o no se necesitan. De esta forma evitamos la acumulación de objetos no deseados que se pueden vender en apps de segunda mano o se pueden donar a los más necesitados.

Diseñar la ubicación de objetos en la nueva vivienda

Como no hay dos viviendas iguales es necesario decidir la ubicación de los objetos y elementos de la familia en la nueva vivienda, que puede tener una distribución espacial diferente. Para evitar problemas de espacio o el desorden es muy aconsejable diseñar en qué estancia deberá estar cada elemento de la familia para guardarlo junto a otros elementos de la misma estancia y así numerar las cajas en función de la estancia a la que deben dirigirse para su colocación.

Seleccionar una empresa de transportes fiable

El transporte de los objetos y enseres familiares es uno de los momentos más tensos en una mudanza, ya que existe un gran miedo a que algunos de estos objetos sufran daños, se arañen o se caigan durante el transporte. Por ello resulta fundamental elegir una empresa especializada en mudanzas que cuente con profesionales que cuiden con sumo interés los objetos de los clientes. Consultar reseñas en Internet puede ser muy útil para descubrir qué empresas son más profesionales y a cuáles no debemos acudir.

Colocar los objetos de manera ordenada

Una vez llegan todos los elementos a la nueva vivienda es necesario no perder los nervios y evitar abrir todas las cajas a la vez. Para ello es aconsejable colocar los objetos de manera ordenada en cada zona del hogar y no empezando otra zona hasta que se finalice la anterior. Esto evitará un gran desorden con objetos por todas partes que puede causar mucho estrés e incluso accidentes indeseados. 

Seguir todos los pasos anteriores

Seguir todos los pasos anteriormente descritos resulta elemental para poder superar la mudanza con éxito. Estos consejos pueden ser de gran utilidad para personas que nunca antes han realizado una mudanza y, sobre todo, para familias con un gran número de enseres que embalar y colocar en la nueva vivienda. Así que no perder los nervios y seguir estos pasos resulta fundamental para evitar errores que demoren en el tiempo la mudanza.