Compartir

Amazon es uno de los cinco principales gigantes tecnológicos que dominan la economía de Estados Unidos y de gran parte del planeta. Se le conoce principalmente por su comercio minorista online; aunque hace tiempo que han diversificado su actividad, expandiéndose a otros sectores; como por ejemplo los servicios de streaming, incluyendo la producción de contenidos propios.

Desde sus inicios en el año 1994, como una empresa que vendía libros a través de Internet; su crecimiento ha sido exponencial. Esto hace que sean muchos los que están interesados en saber cómo comprar acciones de Amazon.

Sin embargo, siempre es conveniente estudiar cual es el futuro de la compañía en la que pretendemos invertir nuestro dinero. Ya que, por próspera que sea, si sus planes de negocio no muestran el potencial de la empresa para expandirse, es posible que se produzca una bajada en el valor de sus acciones en un futuro próximo.

A continuación repasaremos algunas de las actividades más recientes de la compañía y su posible rumbo en el futuro.

Amazon Prime Video

Amazon Prime Video es junto a Netflix, HBO y Hulu, una de las más grandes plataformas que ofrecen contenido en streaming. Y al parecer, está consiguiendo que sus producciones se ganen cada vez más el respeto del público. Este es el caso de la aclamada American Gods o de la serie The Purge, basada en la famosa saga de películas del mismo nombre.

Este servicio entra dentro de la suscripción a Amazon Prime, que incluye envíos gratuitos,  acceso prioritario a ofertas flash, a cientos de eBooks y a canciones gratis, por supuesto sin anuncios de por medio. Por tanto es un producto muy atractivo para el consumidor y un competidor a tener en cuenta en este sector. Además, en 2018 Amazon ya anunciaba su decisión de emitir partidos de fútbol, lo cual puede hacerle ganar aún más cuota de mercado.

Supermercados

Con la adquisición de la cadena de supermercados Whole Foods por parte de Amazon, el gigante tecnológico sorprendió a muchos al decantarse por la venta en tiendas físicas. Esta cadena de comida orgánica ha servido a Amazon para empezar a expandirse en este campo. Aunque ha realizado algunos cambios en los locales de la cadena de supermercados, parece que su intención es redirigir el modelo de negocio hacia un sistema completamente automatizado.

Su primer paso en ese sentido fue la apertura de su tienda Amazon Go en Seattle, un supermercado automatizado que prescinde de cajas y colas. En este momento ya hay nueve de estas tiendas en Estados Unidos. Y según algunos medios, se estima que dentro de tres años podría haber unas 3000 de ellas en todo el mundo.

Amazon Advertising

El potencial publicitario de su plataforma de ventas es enorme. Los consumidores usan a menudo Amazon para buscar información sobre los productos en los que están interesados, aunque no necesariamente los compren allí. Al parecer, esta costumbre se ha convertido en el primer paso para muchos usuarios a la hora de adquirirlos. Lo que implica esto es que Amazon posee una gran cantidad de información sobre los artículos que más interesan a los usuarios y cuales son sus perfiles como compradores.

Con todo a su favor, no es raro que Amazon se esté abriendo paso en este sector, hasta hace poco prácticamente monopolizado por Facebook y Google.

Servicios sanitarios

Ya en 2018, Amazon anunciaba su colaboración con Berkshire Hathaway y JPMorgan, para vender servicios de salud en Estados Unidos. Su idea fue ofrecer seguros de salud más transparentes y a precios competitivos a los trabajadores de estas tres grandes empresas.

Además, en junio del mismo año, la empresa adquirió la farmacia online PillPack, lo que para muchos confirma que estos son solo los primeros pasos de Amazon para integrarse en el sector sanitario. Concretamente, Scott Galloway, el hombre que predijo la compra de Whole Foods por parte de la compañía, augura que Amazon no tardará mucho en convertirse en uno de los líderes del sector salud.

Amazon piensa en el medio y largo plazo

Esta compañía se ha caracterizado siempre por elaborar planes de negocio que sean sostenibles y aseguren el futuro de la empresa, a costa del beneficio rápido si es necesario. Ya hemos visto que Amazon intenta no poner todos los huevos en la misma cesta, una característica que le dota de la resiliencia necesaria para sobrevivir más fácilmente que otros gigantes de la tecnología a los vaivenes del mercado.

Pero, por supuesto, no todo es perfecto. En Asia Amazon no ha podido competir contra el gigante Alibaba, y al parecer ha dado esa batalla por perdida, al menos por el momento. Sin embargo parece que sus planes en el mercado latinoamericano podrían salir mejor parados.

En resumen, parece que Amazon aún tiene potencial de expansión, y puede ser una opción de inversión muy interesante.