Quantcast

Sánchez buscará un acuerdo europeo para el turismo promoviendo tests en origen

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, buscará este jueves con sus homólogos europeos un acuerdo para tratar de facilitar el turismo dentro del área Schengen por la vía de hacer tests en origen a los viajeros procedentes de lugares a partir de determinado umbral de incidencia de Covid-19.

Así lo ha explicado el secretario de Estado de España Global, Manuel Muñiz, uno de los implicados en las negociaciones bilaterales con países europeos para facilitar ‘corredores turísticos seguros’ especialmente hacia Baleares y Canarias.

En una entrevista en Antena 3, Muñiz ha avanzado que, en la reunión telemática de este jueves, Sánchez propondrá a sus colegas europeos “profundizar la cooperación” para facilitar los viajes.

Se trata de adoptar medidas que permitan viajar -sin que los turistas tengan que guardar cuarentena ni a la ida ni a la vuelta- no solo desde las zonas que están clasificadas como ‘verdes’ en el mapa europeo por la baja incidencia de la enfermedad (menos de 25 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas) y que tienen circulación sin restricciones.

“En las de incidencia algo superior, lo que proponemos en la negociacion europea es que se hagan ‘test before travel’, pruebas diagnósticas antes del embarque en venida”, ha precisado Muñiz. Eso, ha proseguido, “se puede acompañar con algún tipo de cribado en aeropuertos” que sea adicional a lo que ya se hace, que es la toma de temperatura, el chequeo visual y un registros de quienes llegan.

Preguntado entonces por qué el Gobierno español no está haciendo ya PCR masivos en aeropuertos, tal como ha pedido la Comunidad de Madrid, ha subrayado que los datos de Sanidad Exterior demuestran que los casos de Covid-19 importados son muy pocos, apenas un 0,35 por ciento del total.

Según ha explicado, esta cifra incluye a quienes comunican sus datos a su llegada a España y dan positivo en un test a posteriori. La cifra podría ser algo superior, ha reconocido Muñiz, pero los casos importados no son “ni de lejos la fuente principal”. “Lo que tenemos es un reto de gestión de los contagios dentro de las fronteras”.

Eso sí, luego ha añadido que “todas las capas de seguridad en movilidad internacional son bienvenidas” y que si no se ha hecho hasta ahora es precisamente porque se está negociando el régimen con otros países.

Lo que el Gobierno persigue ahora, y es “optimista” sobre la posibilidad de un acuerdo, es que los países europeos acuerden un régimen común y un reconocimiento mutuo de las pruebas que se hagan -PCR o de otro tipo- a los turistas para impulsar el turismo. Todo ello en coordinación con las aerolíneas, que tendrán que comprobar que los tests se han hecho.

RECONOCIMIENTO Y HOMOLOGACIÓN EUROPEA DE TESTS

De hecho, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, por su parte, ha adelantado ya que la razón por la que decidió convocar la videollamada del jueves es avanzar hacia una mayor coordinación entre gobiernos para avanzar hacia el reconocimiento y homologación de test rápidos. También para evitar “problemas logísticos” y competición entre países cuando las vacunas estén listas

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya buscó sin éxito una mayor coordinación europea a la hora de imponer restricciones de viaje cuando se negoció ese mapa de colores para definir los niveles de riesgo en las regiones, un mapa que finalmente permitió consensuar criterios para establecer las categorías pero no fijar medidas acordes para cada una de ellas.

Aquella decisión europea dejó a los Estados miembros toda la flexibilidad para seguir decidiendo sobre los viajes desde y hacia zonas de alto riesgo, de manera que mientras algunos exigen tests a los turistas que regresan otros siguen imponiendo cuarentenas, lo que desanima la actividad turística.

Ahora, Muñiz ha recalcado las decisiones que han tomado Alemania, Reino Unido, Países Bajos y también Eslovenia, que han dejado de considerar a Canarias como zona de riesgo para viajar en un momento en que empieza la temporada de invierno.

El responsable de Exteriores ha elogiado el trabajo que han hecho las islas para contener los contagios y también los protocolos que esta comunidad y también Baleares han preparado. Estos protocolos prevén que si un turista da positivo en un test antes de regresar a su lugar de origen es derivado a un establecimiento para pasar la cuarentena y someterse, después, a un segundo tests, sin afrontar ningún coste.

Eso sí, también ha señalado que el enfoque español en este ámbito es de los más “ambiciosos”, de manera que si un español sale de viaje el extranjero y se contagia su situación dependerá de la regulación local y es posible que su estancia adicional corra de su cuenta.

Comentarios de Facebook