lunes, 21 septiembre 2020 3:00

José María Roldán: “no queda otra que pensar en fusiones”

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha reconocido que la reducción de costes gana cada vez más peso en el desafío de la baja rentabilidad al que se enfrentan los bancos, por lo que “no queda otra que pensar en las fusiones”, tanto nacionales como transfronterizas.

Así lo ha señalado durante su intervención en el curso ‘El sistema financiero y la crisis del Covid-19’ organizado por APIE y BBVA en la UIMP de Santander, en la que ha advertido de que el sector bancario sigue enfrentándose al problema de la rentabilidad por debajo del coste de capital, una situación que hay que corregir “lo antes posible”.

“Me temo que no queda otra que pensar en las fusiones, tanto en las nacionales como en las transfronterizas. Las fusiones son una forma de eficiencia y de mejorar la rentabilidad en un periodo corto de tiempo”, ha señalado el presidente de la patronal bancaria, quien ha aclarado que no se trata de una advertencia, pues las fusiones son pactadas por las partes.

Sin embargo, Roldán ha defendido que no se entendería que las entidades existentes tuviesen la potencia que tienen sin las fusiones que han tenido lugar en la historia de la banca española de los últimos 40 años, que han permitido que “los puntos débiles del sistema se hayan convertido en puntos de fortaleza del sistema”.

Preguntado por las declaraciones del vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, respecto a que la consolidación del sector bancario europeo debería acometerse de manera “relativamente rápida y urgente” para abordar los problemas de rentabilidad, que se han visto exacerbados por la pandemia, el presidente de la AEB ha asegurado que no está preocupado.

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Si podemos hacer procesos que sean rápidos e indoloros, mucho mejor”, ha señalado Roldán, quien en cualquier caso ha recordado que la rentabilidad de la banca española todavía está por encima de la europea y, por tanto, entiende que ese mensaje es “incluso más necesario que nunca” en otros países. “No me parece mal ese mensaje, creo que es coherente y muy consistente con lo que han venido diciendo tanto De Guindos como Enria”, ha afirmado.

También en relación a la rentabilidad, Roldán ha apuntado que el efecto en el corto plazo de las provisiones y los fuertes saneamientos “dicen poco” y ha instado a fijarse en el medio plazo.

“Estos dos trimestres los bancos españoles han adelantado los saneamientos. Tenemos el tercer y cuarto trimestre para poder compensarlos, pero en cualquier caso es positivo que en situaciones como la actual se estén realizando esos saneamientos, porque son la base para una futura recuperación más rápida. Ya lo hemos vivido en la crisis anterior: posponer los ajustes no es la mejor manera de enfrentar los problemas”, ha advertido.

REVISAR LA REGULACIÓN

El presidente de la AEB ha criticado durante su intervención la elevada complejidad de la normativa bancaria y ha defendido que la crisis del Covid-19 es “un experimento natural magnífico” para extraer lecciones y realizar los cambios normativos y legislativos que sean necesarios para contar con una mejor regulación de cara al futuro.

“No recuerdo una sola crisis que no haya dado lugar a una revisión profunda de la regulación. Hay mucho que reflexionar sobre lo que hay y no hay que hacer, se trata de hacer cosas correctas, pero también de evitar errores”, ha apuntado.