Quantcast

Ferrovial comenzará en noviembre las obras del aerogenerador marino flotante de Vizcaya

Ferrovial ha sido seleccionada para realizar los trabajos de construcción y ensamblaje de la plataforma flotante SATH, primer aerogenerador marino flotante multimegavatio conectado a la red española, que se instará a unas dos millas de la costa de Armintza (Vizcaya). Las obras comenzarán el próximo mes de noviembre y crearán 60 empleos.

Según han informado sus impulsores, esta infraestructura se enmarca en el Proyecto DemoSATH, liderado por Saitec Offshore Technologies, en colaboración con RWE Renewables. El paquete de construcción tiene una duración prevista de 14 meses e incluye la preparación del sitio, el prefabricado de hormigón, la adquisición de los mamparos de acero y el montaje del flotador, junto con la gestión de la cadena de suministro.

Las obras se iniciarán en el Puerto de Bilbao y para desarrollar el trabajo se seguirán todas las medidas de salud y seguridad necesarias frente al Covid-19.

El pasado mes de febrero, RWE Renewables y Saitec Offshore Technologies anunciaron la firma de un acuerdo de colaboración para llevar a cabo el proyecto DemoSATH y testar la tecnología de eólica flotante en la costa del País Vasco. Este prototipo será el primer aerogenerador marino flotante multimegavatio conectado a la red española.

RWE Renewables contribuye al proyecto financiando parte de los costes y aportando su experiencia, ya que es el segundo actor más importante a nivel global en el campo de la eólica offshore. A cambio, tendrá acceso a los resultados finales que se obtengan de los ensayos.

La tecnología SATH (Swinging Around Twin Hull) consiste en una barcaza de doble casco constituida por dos flotadores cilíndricos de hormigón modular prefabricado, arriostrados entre sí y a unas placas sumergidas del mismo material. Se caracteriza por contar con un único punto de amarre (single point mooring), que le permite alinearse con la dirección del viento para aprovechar al máximo el recurso eólico.

David Carrascosa, responsable técnico de Saitec Offshore Technologies, ha explicado que su objetivo es avanzar “rápidamente” hacia la fase de comercialización. Por esa razón, DemoSATH no solo pretende probar su viabilidad técnica, sino también la posibilidad de producir esta estructura de forma masiva.

Por su parte, el director de operaciones Wind Offshore Global de RWE Renewables, Sven Utermöhlen, ha mostrado su satisfacción por ver que el proyecto DemoSATH está comenzando su fase de fabricación y avanzando hacia su instalación en alta mar en 2022. “Vemos un gran potencial para los parques eólicos flotantes en todo el mundo, especialmente en países con aguas costeras más profundas, lo que abre oportunidades atractivas”, ha agregado.

Del mismo modo, Alberto Val, Ferrovial Construction Manager en el País Vasco, ha destacado que para Ferrovial es el primer proyecto de eólica flotante offshore en el que participa y una “gran oportunidad de aportar valor al proyecto”, desde su experiencia tanto en obras marítimas como en obras singulares de hormigón pretensado. “Además, se trata de un proyecto de alto valor en innovación tanto por los materiales a emplear como por los procesos de fabricación y ensamblaje que se van a desarrollar en el mismo”, ha añadido.

Tanto la estructura como la turbina se ensamblarán en el Puerto de Bilbao. La base de la estructura tendrá aproximadamente 30 metros de ancho por 64 metros de largo y se instalará en el área de ensayos de BIMEP en Armintza, (Vizcaya), a dos millas de la costa, donde el agua tiene una profundidad de 85 metros. Contará con líneas de fondeo híbridas compuestas por cadenas y fibras, que se anclarán al fondo marino.

Una vez comience a operar en 2022, se prevé que DemoSATH genere energía suficiente para 2.000 hogares, evitando así la emisión de 5.100 toneladas de CO2 a la atmósfera. El objetivo del proyecto es recoger datos y adquirir conocimiento real de las fases de construcción, operación y mantenimiento. También se testará el comportamiento de la plataforma, así como el procedimiento de construcción para posteriormente aplicarlo para su producción en masa.

Las diferentes secciones del flotador se prefabricarán y después se ensamblarán, probando así la eficiencia de la fabricación industrial concebida por Saitec Offshore Technologies, que después se empleará en los siguientes desarrollos comerciales de parques eólicos.

La tecnología SATH también pretende demostrar su capacidad para potenciar la cadena de valor local, gracias al uso de hormigón como principal material de construcción. De hecho, el proyecto DemoSATH destinará el 90% del presupuesto de construcción a la cadena de suministro local (situada a menos de 50 km de la ubicación de construcción).

Algunas de las empresas locales que participarán son Ulma (Grupo Mondragón) para realizar el encofrado y Gabotek para los mamparos metálicos.

Comentarios de Facebook