sábado, 19 septiembre 2020 5:19

Atlantia crea una nueva compañía para escindir su negocio de autopistas italianas

La junta de accionistas de Atlantia ha dado ‘luz verde‘ a la creación de una nueva compañía que adquirirá el 88% de Autostrade (ASPI), su filial de autopistas italianas, con el propósito de transferirlas finalmente al Estado, tras el acuerdo al que ha llegado con el Gobierno italiano.

La nueva empresa, denominada ‘Autostrade Concessioni eCostruzioni’, controlará previsiblemente todos los activos que la familia Benetton tiene en ASPI y saldrá a Bolsa antes de realizar una ampliación de capital de 6.000 millones de euros.

No obstante, el grupo italiano de infraestructuras asegura en un comunicado que la propuesta anunciada a principios de agosto para la venta directa del 88% de ASPI todavía representa una alternativa a la escisión acordada con el Gobierno.

Por ello, la compañía propondrá en una próxima junta de accionistas la aprobación de esta operación para que la nueva empresa adquiera ese 88% a Atlantia antes de cederla al Estado.

Este miércoles, sus acciones se dispararon más de un 16% en la Bolsa de Milán, tras detallar los términos del acuerdo al que llegó con el Gobierno italiano el pasado mes de julio sobre las autopistas que tiene en el país. Sin embargo, hoy los títulos ceden cerca de un 4%.

En principio, Atlantia, que comparte al 50% con ACS la propiedad de la española Abertis, escindirá el 70% de su negocio de autopistas en la recién creada compañía, destinando 4.000 millones de euros para repagar deuda y comprar el restante 18% que Atlantia mantendría en ASPI. La operación total estaría valorada en unos 11.000 millones de euros y podría completarse en la primavera de 2021.

La pérdida de control de las concesiones de Atlantia en su país deriva del desplome del puente de una autopista en Génova en el verano de 2018 y de las dudas que posteriormente se suscitaron sobre las labores de mantenimiento que realiza la empresa en las vías de pago.