Compartir

Carrera cargada de emoción la que se vivió hace unas horas en el Circuito de las Américas (Austin). El asfalto texano, donde Marc Márquez es el auténtico dominador de la categoría reina, vio cómo el vigente campeón de MotoGP se fue al suelo tras cometer un fallo impropio de su talento (sí, por increíble que parezca, el de Cervera también es humano).

Después de la sanción que sufrió Maverick Viñales, quien, por ahora, no levanta cabeza, y pese a la remontada de Andrea Dovizioso, el triunfo se iba a decidir entre Valentino Rossi y Àlex Rins. Todo ello bajo la atenta mirada de Jack Miller, el australiano de Ducati, quien cerraría el podio en Texas.

No fue el fin de semana soñado por Honda. A la sorprendente caída de Márquez se unió el abandono acto seguido de Jorge Lorenzo, su compañero de escudería, quien ha tenido un Gran Premio realmente para olvidar en Estados Unidos. Y sin olvidarnos de Cal Crutchlow, un piloto experimentado, divertido para el espectador, pero intermitente en momentos decisivos (también acabó con su moto por la arcilla del trazado).

Rins y Rossi. Àlex y Valentino. Alumno y maestro se iban a disputar codo con codo en las últimas vueltas la victoria en territorio americano. El barcelonés perseguía su primer triunfo en MotoGP, en un escenario donde ya se había coronado en las categorías inferiores (2013 y 2016). Por su parte, el nueve veces campeón del mundo pretendía romper el maleficio de Yamaha en Estados Unidos, donde el equipo japonés no vence desde 2010.

Álex Rins cogió el liderato de la carrera a falta de cuatro vueltas a los mandos de su Suzuki y, a excepción de un par de curvas, no se despegaría de tan privilegiada posición para acabar pasando la bandera a cuadros en primera posición. 25 puntos para el catalán después de una magistral demostración de pilotaje, doblegando en el cuerpo a cuerpo a uno de los mejores corredores de la historia (su ídolo).

‘Dovi’ lidera el Mundial con 54 puntos, seguido muy de cerca por Valentino (51) y Rins (49). Pese al cero en Austin, escenario que había asaltado desde 2013 hasta 2018, Márquez es cuarto en el campeonato con 45 puntos. La quinta plaza la ostenta Petrucci (30), un punto por delante de Miller (29). Pol Espargaró es el siguiente español con 18 puntos, cuatro más que Viñales (14) y cinco por delante de su hermano Aleix (13). Joan Mir, socio de Rins en Suzuki, suma ocho puntos en su casillero, uno por encima de Jorge Lorenzo (siete), quien aún tiene que domar su Honda.

Canet y Luthi vencen en Moto3 y Moto2, respectivamente

El valenciano Arón Canet se impuso en la categoría de Moto3 por delante de su compatriota Masiá, que ha cuajado una meritoria remontada, y Migno. Los dos pilotos de nuestro país comparten el liderato del Mundial con 45 puntos, aventajando en 13 puntos a los italianos Dalla Porta y Antonelli, ambos con 32. Kaito Toba, que no puntuó en Austin, es quinto en el campeonato con un punto menos que los transalpinos (31).

Thomas Lüthi, el incombustible corredor suizo, subió a lo más alto del cajón en Moto2, además de colocarse tercero en la clasificación de la categoría con 45 puntos (lidera Lorenzo Baldassarri con 50 y Marcel Schrotter es segundo con 47). El podio en Texas lo completaron su compañero de box, el alemán Schrotter, y el español Jorge Navarro, quien se benefició del bajón que sufrieron los neumáticos de Álex Márquez (acabó en quinto lugar en el Circuito de las Américas).