domingo, 20 septiembre 2020 22:21

Ramos y De Gea, pilares casi fijos de una selección con bastantes cambios

Los dos primeros partidos de 2020 de la selección española han servido para ver los planes iniciales que vuelve a tener Luis Enrique Martínez de cara seguramente a la Eurocopa del año que viene, el gran objetivo cuando llegó por primera vez al cargo en agosto de 2018, y en los que, hasta el momento, sólo David de Gea y Sergio Ramos parecen casi indiscutibles.

El asturiano tuvo que dejar por causas familiares el combinado nacional en junio de 2019 y tras haber dirigido únicamente al equipo en ocho encuentros, seis oficiales y dos amistosos, contando el partido de La Valeta en Malta y que no dirigió presencialmente tras abandonar la concentración horas antes del choque.

Y aunque el exjugador ha abierto la puerta a todos aquellos que ofrecen un buen estado de forma en el momento de dar sus listas y sin importar su edad, tanto en juventud como en veteranía, de sus encuentros como seleccionador sí se puede constatar que tiene a dos casi ‘fijos’, palabra que no le gusta en exceso, como son el capitán Sergio Ramos y el guardameta David de Gea, y a otros con muchas opciones si mantienen el nivel.

El central del Real Madrid sigue rindiendo a muy buen nivel a sus 34 años y la marcha de Gerard Piqué abría las dudas sobre quién podría ser su compañero en el centro de una zaga en la que, hasta el momento, continúa siendo el ‘jefe’ también con Luis Enrique.

El seleccionador ha contado siempre con el jugador andaluz, del que se ha deshecho en continuas ocasione en halagos y que se ha destapado como el mejor goleador, y únicamente no jugó en el amistoso de Bosnia-Herzegovina de noviembre de 2018. El resto de encuentros como titular y siendo sustituido en el amistoso ante Gales (Marc Bartra) y en el duelo de este domingo ante Ucrania (Eric García).

Ramos busca ahora su par en el centro de la defensa, una de las principales dudas que aún sigue sin esclarecerse a menos de un año de la EURO. De momento, Pau Torres (23 años) fue el elegido en los choques ante Alemania y Ucrania, y parte con la ‘ventaja’ de ser zurdo. Íñigo Martínez (Athletic), que no estuvo en esta última lista, Diego Llorente (Real Sociedad) y el joven Eric García (City) buscarán su oportunidad de convencer al técnico para una defensa que ha demostrado tener alternativas para los laterales con Jesús Navas y Carvajal para el derecho, y con Gayà, Reguilón y Jordi Alba para el izquierdo.

El otro futbolista que parece que tiene un puesto fijo de momento en esta España de Luis Enrique es David de Gea. El entrenador asturiano ha dejado claro que el guardameta del Manchester United inglés es ‘su’ elegido para el once por delante de la opción de Kepa Arrizabalaga.

El madrileño, que parecía haber perdido su puesto en detrimento del futbolista del Chelsea con Robert Moreno, vuelve a gozar de la confianza de Luis Enrique pese a las críticas sobre su rendimiento. Sin embargo, con el de Gijón había sido casi siempre titular salvo en el amistoso ante Bosnia y el partido ante Malta de La Valeta, y en este retorno se ha vuelto a confirmar con sus titularidad ante Alemania y Ucrania, con gran actuación en el Mercedes-Benz Arena.

RODRIGO MORENO, EN VENTAJA PARA EL ‘9’, LOS JÓVENES APRIETAN

En el resto de puestos todo se atisba más abierto, aunque Luis Enrique parece que para el puesto de ‘9’ le agrada principalmente Rodrigo Moreno, un futbolista que también puede jugar escorado a la banda y que también ha gozado de muchas titularidades con el extécnico del FC Barcelona.

Arriba se presenta mucha competencia sobre todo para ocupar los extremos del frente ofensivo. La irrupción de Ansu Fati, jugador que tiene un desborde que se echaba en falta, y la pujanza de otros jóvenes valores como Dani Olmo y Ferran Torres va a apretar la competencia en una zona donde Marco Asensio, pese a su lesión de rodilla, también es del gusto del técnico, al igual que Mikel Oyarzabal o el explosivo Adama Traoré, a los que no se pudo ver en estos dos últimos partidos por el coronavirus.

Finalmente, en el medio ha surgido la duda principalmente del puesto de ‘5’. En estos dos últimos encuentros, Luis Enrique ha alternado ahí a Sergio Busquets, que no parece estar a su mejor nivel y que hasta entonces era el ‘preferido’, y a Rodri Hernández, su relevo natural. Y para elegir sus acompañantes, el asturiano tiene una enorme variedad, con Thiago Alcántara y Fabián Ruiz como puntas de lanza por delante de otras opciones.

Sin embargo, el seleccionador siempre deja claro que no puede existir relajación ni mal rendimiento en la temporada para poder acudir con la ‘Roja’. De aquí a final de año, seis partidos más (cuatro de la Liga de Naciones y dos amistosos ante Portugal y Países Bajos) podrían arrojar más luz para los planes para un 2021 con muchas citas internacionales importantes como la EURO 2020, la Eurocopa Sub-21 y los Juegos Olímpicos de Tokio.