Compartir
Twitter

Alysia Montaño, atleta estadounidense que logró el bronce en los 800m en los Mundiales de Moscú 2013, ha cargado duramente contra la marca deportiva Nike por romper su contrato al quedarse embarazada.

Según ha declarado la atleta a ‘New York Times’, se trata de algo que ocurre con frecuencia en deportistas femeninas.

“Cuando una mujer decide tener un bebe, el deporte deja de ser prioritario. Estaba patrocinada por Nike y entonces, cuando les dije que quería tener un bebé durante mi carrera, ellos me dijeron: ‘Pararemos el contrato y dejaremos de pagarte’”, asegura.

“Así que dejé Nike para irme a Asics. Tuve a mi hija y cuando iba a volver y me estaba recuperando del embarazo, ellos también me amenazaron con dejar de pagarme. Estaba enojada, me molestó mucho que no hubiera una política que me protegiera. No tener ningún sistema establecido para proteger a las deportistas femeninas pone en riesgo nuestra salud. Nuestros patrocinadores saben que eso no está bien y por eso ponen cláusulas de confidencialidad que nos prohíbe hablar de la magnitud del problema y eso nos impide poder cambiarlo”, denuncia.