sábado, 26 septiembre 2020 2:12

Luis Enrique: “Compararse con la generación que ganó el Mundial puede llevar a equivocaciones”

El seleccionador español de fútbol, Luis Enrique Martínez, pidió paciencia en el proceso de construcción de esta nueva España y recordó que “compararse con la generación que ganó el Mundial” hace una década “puede llevar a equivocaciones”, además de elogiar al grupo de jóvenes debutantes antes de medirse a Ucrania en la segunda jornada de la Liga de Naciones de la UEFA.

“Pese a la juventud de algunos, mis jugadores son maduros y tienen experiencia para saber que tienes que aprender a convivir con las críticas en el fútbol profesional. La generación que ganó el Mundial será siempre un referente, pero compararse con ellos puede llevar a equivocaciones. Ellos nos han abierto las puertas y nos han dicho que es posible ganar”, dijo el técnico en la rueda de prensa previa al partido, donde dejó claro que deben elaborar su “propio camino”.

Metido en el partido contra Ucrania, Luis Enrique no dio una sola pista al rival. “Estamos pensando continuamente en el once, si repetir el bloque o buscar jugadores de refresco. Podría cambiarlos a todos para conseguir un equipo fresco pero con debuts de jugadores. Más o menos lo tengo despejado, pero Shevchenko -el seleccionador de Ucrania- es muy listo y no quiero darle pistas. No quiero dar ventajas a Ucrania porque ya juega bastante bien como para decirle quién juega”, añadió Luis Enrique.

En este sentido, el seleccionador recordó que sólo mira por el bien de España. “No miro que jueguen todos y que todos acaben contentos. Por gustarme, me gustaría que fuese muy felices, pero yo voy a decidir en función de lo que he visto entrenando y de lo que necesita el partido. Es posible que repitan pocos, algunos o muchos. Aquí hay pocas concesiones“, apuntó el asturiano, que no dio una sola pista sobre la alineación.

“¿Adama? Hay tres opciones: que salga de inicio, que salga un ratito o que no juegue. Primero se lo digo a los jugadores y hasta dos horas antes del partido no lo saben. Quiero a los 23 preparados para competir. Explico los roles de cada jugador sin saber si juegan o no. Seguro que mi método tiene ventajas e inconvenientes, como otros modelos, pero éste es el mío”, espetó.