domingo, 27 septiembre 2020 23:09

Las obras del Santiago Bernabéu cumplen un año con una visible transformación

Las obras del estadio Santiago Bernabéu han cumplido un año con una visible transformación, sobre todo en las torres principales, que impedirá al Real Madrid disputar el final de LaLiga en su campo habitual, motivo que le llevará a jugar lo que resta de campeonato en el estadio Alfredo Di Stéfano de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

El Real Madrid ha explicado este jueves que su ‘nuevo’ estadio será “un gran icono vanguardista y universal y, desde junio de 2019, está viviendo una espectacular transformación”. “Algunos trabajos que reflejan estos cambios han tenido lugar en la cubierta, donde ya ha finalizado el desmontaje en los fondos norte y sur“, indica la entidad.

También se ha retirado, junto a otros elementos, la parte extensible en la cubierta del lateral de la Castellana. En el futuro, la nueva cubierta protegerá todas las localidades con su estructura fija, mientras que la retráctil, se extenderá por el terreno de juego”, añade el club merengue.

Otro de los elementos nuevos en la casa del Real Madrid es la estructura metálica de las nuevas torres del paseo de la Castellana. “Equipadas con rampas, escaleras mecánicas y ascensores, sustituirán a las actuales torres B y C y servirán para que el tránsito de espectadores sea más fluido. También tendrán una función arquitectónica, ya que serán un soporte estructural de la nueva cubierta”.

“Los otros dos apoyos para la cubierta estarán en la calle Padre Damián y ya se ha avanzado en su construcción. Para ello, se ha finalizado la demolición de los torreones de este lateral e iniciado las labores de cimentación, que se completarán con una estructura metálica y la envoltura de hormigón”, explica el club.

En otros cambios del estadio, el aparcamiento subterráneo en el lugar que ocupaba el centro comercial La Esquina del Bernabéu, la demolición del edificio anexo, que albergaba las oficinas institucionales del club y la tienda Adidas, un trabajo que permitirá la construcción de un nuevo edificio que se elevará por todo el lateral y que contará con diez niveles funcionales sobre rasante (en el anterior eran tres) y tres subterráneos.