domingo, 27 septiembre 2020 23:10

LaLiga logra cerrar una red ilegal de emisión que ofrecía 40.000 canales

LaLiga, la liga alemana de fútbol (DFL), NAGRA y Nordic Content Protection han anunciado este martes el cierre de una red ilegal de emisión mediante IPTV con base en España que ofrecía servicios a más de dos millones de suscriptores de pago en todo el mundo, como resultado de una demanda penal.

Alliance for Creativity and Entertainment (ACE) también estuvo implicada en representación de la industria de contenidos. La policía española dirigió la operación coordinada con las fuerzas del orden internacionales, con el apoyo de Europol, organismo de la Unión Europea encargado de luchar contra la delincuencia, y Eurojust, agencia de la Unión Europea para la cooperación judicial entre Estados miembros.

La red de piratería ofrecía más de 40.000 canales de vídeo y contenido bajo demanda, todos ellos ahora clausurados. Entre dichos contenidos, se contaba una amplia variedad de canales, eventos deportivos, películas, documentales y series, además de 50 servidores pirata localizados en distintos países de Europa.

La red tenía su sede en España, pero operaba en Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Rumanía, Suecia, Suiza, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, y generaba beneficios superiores a los 15 millones de euros.

Su servicio mediante IPTV se ofertaba a distribuidores, lo que les permitía ofrecer su propio servicio ilegal como franquicia. Se han realizado detenciones en muchos países europeos, incluidos España, Dinamarca, Alemania, Italia y Suecia, y se les ha acusado de delitos contra la propiedad intelectual, fraude en el ámbito de la comunicación, blanqueo de dinero y organización criminal.

“Estamos muy agradecidos a la Policía Nacional y a todos los involucrados en esta operación por trabajar de forma conjunta para proteger y defender los derechos de los propietarios del contenido”, afirmó Melcior Soler, director Audiovisual de LaLiga.

“La piratería es un problema global y es fundamental para la industria en su conjunto luchar contra ella, compartir los aprendizajes y potenciar la colaboración y las tecnologías de antipiratería para preservar un contenido de alta calidad para nuestros seguidores, tanto si se trata de deporte como de otro tipo de entretenimiento. Juntos podemos marcar la diferencia y modificar el escenario de la piratería”, añadió.

Por su parte, Holger Blask, director de derechos audiovisuales de la DFL, destacó la importancia de que la operación se haya completado justo cuando “los principales campeonatos europeos retoman la actividad”. “Abordar la piratería desde la raíz es un componente esencial de la lucha contra el robo de contenido a gran escala. Nos alegra que la industria esté cada vez más unida contra la piratería. En este caso, tanto la industria del deporte como la del contenido se unieron para hacer este esfuerzo realidad”, indicó.

Mientras, Pascal Métral, representante para asuntos jurídicos y director de investigación, inteligencia y pleitos antipiratería de NAGRA, reconoció el “liderazgo” de la Policía Nacional en la operación. “Estos resultados no podrían haberse alcanzado sin la colaboración cercana de propietarios del contenido, organismos gubernamentales y empresas antipiratería, y es una clara demostración del impacto real que pueden tener tales esfuerzos para detener la expansión de la piratería comercial. Estamos encantados de apoyar este trabajo mediante nuestras investigaciones y nuestros equipos de inteligencia, así como de representar los intereses del deporte y la industria de contenidos a la hora de asegurar que se protegen sus derechos”, apuntó.

“Nordic Content Protection desea felicitar a la Policía española y a otros organismos de seguridad nacionales de toda Europa que llevaron a cabo esta operación tan exitosa. Con la confiscación de activos y dinero por valor de seis millones de euros a los piratas, esta es una señal directa para otras organizaciones de que los delitos contra la propiedad intelectual no compensan”, dijo Anders Braf, CEO de Nordic Content Protection.