Quantcast
sábado, 5 diciembre 2020 11:06

La razón por la que Rafa Nadal se planteó dejar el tenis con 20 años

Rafa Nadal vio peligrar su carrera deportiva justo el año de su eclosión como jugador. Allá por el 2005, justo cuando su carrera despegó, al tenista mallorquín le diagnosticaron una lesión congénita en el pie izquierdo que estuvo a punto de hacerle abandonar el tenis.

Por aquel entonces, Nadal tenía poco más de 20 años, y fue justo cuando su carrera deportiva despegó. El tenista mallorquín, quien ha ganado a lo largo de su trayectoria deportiva 19 títulos de Grand Slam o 35 Masters 1000, entre otras cosas, vio peligrar sus inicios por culpa de una pequeña lesión.

Cuando le comunicaron que tenía una lesión congénita en el escafoides del tarso, el joven tenista encajó la noticia con mucha tristeza. “El diagnóstico fue inicialmente como un tiro en la cabeza”, escribió el tenista en su biografía.

Pero además de esta importante lesión que hizo que Rafa Nadal se planteara dejar el tennis por el golf, el tenista balear ha sufrido muchas lesiones a lo largo de su carrera.

LA ESPALDA, OTRO DRAMA PARA NADAL

En el año 2007 sus problemas en los pies continuaban. Pero además, unos problemas en la espalda y en el brazo, hicieron que tuviera muchos problemas en la segunda mitad de la temporada. Durante la final de Wimbledon, donde cayó derrotado frente a su amigo y máximo rival, Roger Federer, el tenista mallorquín sufrió una lesión de rodilla, que también le causó estragos en la última parte de la temporada.

LA TENDINITIS FASTIDIA A RAFA NADAL

Durante el año 2009, Rafa Nadal sufre tendinitis en sus rodillas. Después de haber empezado con buen pie la temporada, y haber ganado el Open de Australia o los Masters 1000 de Indian Wells, Montecarlo, Roma y Madrid, cayó derrotado en cuartos de final del Roland Garros.

Nadal estableció ese año un récord de 31 victorias en Roland Garros, superando el anterior record de 28 de Bjorn Borg. También había ganado 32 sets consecutivos, quedándose cerca del récord de Borg (41). Por su parte, todo los récords se esfumaron cuando el 31 de mayo cayó eliminado contra el sueco Robin Soderling en la cuarta ronda del torneo. Esto fue un duro golpe, tanto para el tenista como para el propio torneo.

Rafa Nadal era el favorito para llevarse la victoria aquel año. Y es que a lo largo de su carrera, el tenista español se ha consagrado como el tenistas que más veces ha ganado en la capital parisina, venciendo en un total de 12 ediciones.

No obstante, tras perder aquel año en Roland Garros, se supo que sufría tendinitis en ambas rodillas, lo cual también fue motivo de su baja del torneo de Wimbledon y de la Copa Davis.

LA RODILLA LE APARTA DE LOS JJOO

Probablemente, durante el año 2012 Rafa Nadal sufrió el golpe más duro de su carrera deportiva a causa de las lesiones. Cuando se había ganado ser abanderado español durante los Juegos Olímpicos de Londres, el tenista tuvo que renunciar debido a sus lesión en las rodillas. Ese año, tampoco participó en los torneos de Toronto, Cincinnati o el US Open.

LA ÚLTIMA CRISIS DE RAFA NADAL

El 2015 fue para Nadal uno de sus peores años. Más allá de las lesiones, el campeón español sufrió un revés mental que tambaleó su juego. Durante toda la temporada el tenista perdió la confianza en su juego, algo que no le había ocurrido nunda. Y no fue capaz de llevarse la victoria en ningún torneo Grand Slam o Masters 1000.

Además de todo esto, Rafa Nadal tuvo que retirarse en 2016 por segunda vez en el Roland Garros, a causa de unos problemas en su muñeca. En 2017, el tenista balear también se retiró en la Copa de Maestros, a causa de unas molestias en el tendón rotuliano. No obstante, se llevó la victoria en importantes torneos como Roland Garros, US Open, Hamburgo, Barcelona y Mutua Madrid Open.

En 2018, a causa de tener problemas en el psoas ilíaco, fue eliminado en los cuartos del Open de Australia. Pero un problema abdominal le hizo perder el número 1 mundial en favor de Novak Djokovic.

En 2019, finalmente, se retiraría en el Torneo de Indian Wells por unos problemas en la rodilla derecha, cuando tenía que disputar la semifinal contra el suizo Roger Federer. Esto le hizo renunciar al Masters 1000 de Miami. Pero consiguió la victoria en Roland Garros, su 12º título. En la parte final de la temporada, tuvo que renunciar a los torneos de Cincinnati y Shangai.

Comentarios de Facebook