domingo, 20 septiembre 2020 23:55

La mascarilla polémica de Harden y la de otros deportistas

La ‘burbuja’ instalada en el complejo de Disney World, en Florida, donde reiniciará la temporada de la NBA el 30 de julio, ya se encuentra en los últimos preparativos para dar paso a la emoción de los juegos. Uno de los últimos jugadores en integrarse al recinto fue James Harden y lo hizo por todo lo alto, pero con una polémica sin igual. El jugador de los Rockets de Houston llegó con una mascarilla que le cubría casi todo el rostro, todo bien hasta allí por la seguridad sanitaria, pero el problema es que esta muestra su apoyo a los policías, lo que supone un duro golpe a los que luchan contra el racismo.

Con la batalla que tiene gran parte de Estados Unidos por la muerte de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis, todo lo referente al “Black Live Matters” ha generado mucha polémica y es por esto que esta llegada del escolta con una mascarilla en apoyo a las fuerzas de seguridad supone un duro traspiés a los intereses de una entidad como la NBA que desde el principio ha estado en esa lucha, más porque sus integrantes son en mayoría afroamericanos. Pero el basquetbolista no es el único que ha generado polémica por el uso de una mascarilla, el deporte entero ha tenido algunos momentos “extraños” por el uso de este elemento de protección.

Harden se echó a casi todo el país encima

Con mucha polémica Harden ingresó a la burbuja

La polémica que desató Harden radica en que su mascarilla llevaba una calavera y una bandera de Estados Unidos en blanco y negro atravesado por una linea azul, todo eso representa un símbolo no oficial de que tienen para los policías, que lleva el nombre de ‘Blue Live Matter’. Una equivocación garrafal, porque casi toda la NBA esta en contra del racismo y apoya el ‘Black Lives Matters’. El jugador se excusó diciendo que no sabía lo que significaba y que no tenía intención de hacer una declaración política alguna. “Honestamente lo usé porque cubría toda mi cara y mi barba. Pensé que se veía genial“, acotó. Ver para creer.