miércoles, 30 septiembre 2020 21:08

La FNEID muestra su preocupación por los gimnasios por la crisis del COVID-19

Su Majestad la Reina ha mantenido este viernes una videoconferencia con los representantes de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID), que le han expresado la preocupación del sector ante la crisis provocada por la COVID-19, informaron fuentes de La Zarzuela.

Este sector presta servicios deportivos a más de 5,5 millones de personas y genera más de 214.000 puestos de trabajo, en un total de 4.743 centros deportivos y gimnasios en España.

Uno de los objetivos de las empresas asociadas a FNEID es luchar contra el sedentarismo y la obesidad, especialmente la que afecta a los menores y jóvenes, a través del fomento de la actividad física, mejorando la salud y la calidad de vida de las personas.

En la videoconferencia han participado el presidente de FNEID, Adolfo Ruiz, y los miembros de la Junta Directiva Gabriel Sáez Irigoyen, presidente de Ingesport; Isabel Vega Villegas, directora de Marisma Wellness Center y Cofundadora de Veevo; Javier Pellón Arrieta, presidente de Metropolitan; José Antonio Sevilla Torrecilla, socio director general del Grupo Altafit; Rafael Cecilio Bustos, presidente de Dream Fit; Óscar Peiró, propietario de Smart Club y Studio1; y Alberto García Chápuli, gerente de FNEID.

Para el presidente de FNEID, debido a la situación actual provocada por la pandemia, se está originando un grave desequilibrio en este sector con “efectos devastadores” tanto desde el punto de vista empresarial y de empleo como del de la salud de la población.

Las instalaciones deportivas y los gimnasios permanecen cerrados desde el pasado 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma. Ante esta situación, la preocupación de FNEID, según han trasladado a la Reina, son las circunstancias para reiniciar sus servicios y poder abrir de nuevo sus instalaciones en unas condiciones que garanticen la salud de los usuarios y trabajadores, pero que no les lleven a la desaparición.

Según FNEID, las limitaciones de apertura según las fases de desescalada -limitación del aforo a un tercio de su capacidad y la no disponibilidad de los vestuarios- le supone una barrera “insalvable” para la viabilidad de sus instalaciones.

Desde FNEID consideran que el criterio de distanciamiento interpersonal es más efectivo, con un uso responsable y controlado. En este sentido, la FNEID ha elaborado un protocolo de medidas higiénico sanitarias con el objetivo de garantizar la salud de los trabajadores y usuarios y reducir el riesgo de la COVID-19.