Quantcast
lunes, 26 octubre 2020 22:52

El Granada clasificó para el playoff y llama a la puerta de Europa

El Granada se clasificó este jueves para el ‘playoff’ final de acceso a la fase de grupos de la Liga Europa, en el que se medirá la semana que viene al Malmoe sueco, tras ganar por 2-0 al Lokomotiv Tbilisi georgiano, gracias a un ‘misil’ de Darwin Machís y un tanto final de Jorge Molina.

No tuvo un partido sencillo el conjunto de Diego Martínez para quedarse a un duelo de jugar la fase de grupos del segundo torneo continental, aunque su pase tuvo más sufrimiento por lo corto del resultado que por la oposición de su rival, ‘tumbado’ prácticamente sólo por un gran disparo del venezolano al inicio del segundo tiempo, ya que el tanto de Jorge Molina llegó ya en el descuento.

El Granada tuvo más problemas pese a su condición de local que la semana pasada en la visita a Albania, sobre todo porque no tuvo la efectividad que mostró ante el KS Teuta para abrir el partido pronto y encontrarse más cómodo.

Los visitantes se defendían con orden y, cuando no lo tenían, no tenían problemas para frenar el juego con faltas, lo que finalmente les costó caro, pero a nivel ofensivo tampoco se asomaban demasiado a los dominios de Rui Silva y aguardaban alguna contra para sorprender.

Pese a su dominio casi absoluto, al equipo granadino le costaba encontrar a Soldado y tampoco Kenedy y Machís lograban desbordar por los costados por donde aparecían más los laterales. Sin embargo, en el último cuarto de hora del primer acto, acumuló buenas opciones para adelantarse con un remate algo flojo de Milla desde el punto de penalti, un disparo lejano de Gonalons, un mano a mano de Machís que sacó Mamardashvili y un cabezazo de Vallejo a la salida de un saque de esquina.

Ese buen final tuvo continuación para los de Diego Martínez en la segunda mitad, donde terminaron de ser superiores al Lokomotiv. Nada más iniciarse la segunda mitad, Machís, cambiado de banda, agarró un buen disparo desde la frontal ante el que nada pudo hacer el guardameta georgiano.

El equipo visitante acusó el golpe y fue incapaz de salirse de su guión. Gabadze fue expulsado por dos amonestaciones en apenas cinco minutos y con diez el duelo se le hizo ya muy cuesta arriba a los suyos, que tampoco lograron lanzarse a la desesperada.

Luis Milla se topó con el palo, Soro y Puertas con un Mamardashvili, el mejor de los suyos y que no pudo evitar tras otra parada que Jorge Molina anotase el 2-0 en el descuento que ya trajo la calma. El Malmoe sueco, un rival ya con bastante experiencia continental, guardará en su estadio el billete para la fase de grupos.

Comentarios de Facebook