Quantcast
domingo, 1 noviembre 2020 0:11

La selección española: un futuro esperanzador

Después de conquistar la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008, el Mundial de Sudáfrica en 2010 y la Euro de Polonia y Ucrania en 2012, la euforia con la selección española de fútbol estaba desatada. El conjunto del  “tiki-taka”, el equipo de los bajitos, la selección sin “9 puro” conquistaba a propios y extraños con su fútbol de toque, sus triángulos en cualquier parte del campo y la facilidad para crear múltiples ocasiones durante un partido. Nada más lejos de la realidad, y como todo en la vida, aquella superioridad se fue diluyendo, y los jugadores que llevaron a la “roja” a ser una de las mejores selecciones de la historia se fueron retirando. Del once que conquisto la primera Eurocopa al once que fracasó en el mundial de Rusia en 2018, sólo se mantenían Sergio Ramos, Andrés Iniesta y David Silva.

Con la llegada al banquillo en 2018 del asturiano Luis Enrique Martínez, la revolución ha sido clara. Muchos han sido los damnificados de dicha revolución, siendo el Atlético de Madrid el club más señalado, no aportando ningún jugador a la reciente convocatoria después de mucho tiempo. Algunos de los jugadores con más peso en la selección los últimos años y que han perdido su sitio son entre otros los atletístas Koke, Saúl Ñiguez y Diego Costa, los madridistas Isco y Lucas Vázquez, los jugadores del Villareal Paco Alcácer y Dani Parejo, y otros habituales en antaño como Iago Aspas y Álvaro Morata.

Por otro lado, llama mucho la atención la confianza ciega que Luis Enrique mantiene sobre Sergio Busquets, pilar de la selección en la última década pero lejos de su mejor momento como futbolista. Otro que está viviendo una segunda juventud y parece contar cada vez más para el asturiano es el jugador andaluz de Sevilla Jesús Navas, que parece haber encontrado en el lateral derecho un filón para acudir con la roja.

Muchos son los jugadores que está haciendo debutar Luis Enrique con la selección absoluta en los últimos dos años, siendo el extremo del Barcelona Ansu Fati la gran esperanza para el combinado nacional cara a la Eurocopa de 2021, que tendrá como sede varias de las ciudades más importantes de Europa, siendo la primera vez que esto ocurre en un gran torneo de selecciones.

LOS ROSTROS DEL FUTURO

Ansu Fati: La joven perla blaugrana, a sus 17 años, está llamado a convertirse en el gran referente del combinado nacional durante la próxima década. Lleno de desborde, desparpajo y gol, el canterano culé no es ya un titular indiscutible sólo para Koeman en el Barça, sino que también lo es para Luis Enrique en  la selección.

Dani Olmo: A sus 22 años, este catalán salido de la masía, es ya todo un trotamundos del fútbol, habiendo disputado cinco temporadas en el Dinamo de Zagreb y, haciendo las delicias esta última temporada de los aficionados alemanes del  Leipzig, reciente coco del Atlético de Madrid en Champions League.

Mikel Merino: El sustituto natural de Sergio Busquets en la selección. A sus 24 años, éste pamplonica parece haberse asentado en la Real Sociedad, después de haber probado fortuna en el Borussia Dortmund y en el Newcastle. Llamado a ser junto a Rodri, la pieza fundamental del mediocampo español  l próximo lustro.

Otros nombres a tener en cuenta para los próximos años son los de Adama Traoré, un portento físico en la banda derecha, el exvalencianista y actual jugador del Manchester City Ferrán Torres y su compañero de equipo en el City, el central Eric García, de tán solo 19 años.

Veremos cómo avanza esta temporada y los nombres que vayan saliendo y entrando en las convocatorias del seleccionador, todo pensando en la gran cita europea de 2021, en la que España intentará lavar la mala imagen de los últimos grandes torneos.

Comentarios de Facebook