Quantcast
jueves, 3 diciembre 2020 5:40

La intención de Koeman es seguir con el nuevo presidente

El FC Barcelona vive ahora momentos muy convulsos. Envueltos en una crisis deportiva, por las irregularidades del equipo como demostró ese 1-3 ante el Real Madrid, e institucional, que tuvo un nuevo capítulo con la dimisión de Josep Maria Bartomeu y su junta, la realidad dice que los blaugranas no tienen nada de estabilidad. Sin embargo, Ronald Koeman trata de poner esa calma que tanto hace falta, con el punto de que aún no sabe si continuará siendo el entrenador blaugrana cuando llegue un nuevo presidente.

Si bien el neerlandés llegó sabiendo que los días de Bartomeu estaban más que contados y que hasta pudieron adelantarse debido a la moción de censura que se planeaba llevar a cabo; lo cierto es que los candidatos a las elecciones tienen sus agendas fijas con un director técnico nuevo que no es Koeman. No obstante, el actual entrenador culé emitió en la rueda de prensa previa al partido ante la Juventus, en la segunda jornada de la Champions League, un mensaje en el que pedía paciencia y confianza en él al futuro mandatario y su junta directiva.

Un mensaje para el futuro presidente

El nuevo entrenador quiso dejar un mensaje para el futuro mandatario

Koeman dejó ver que desde un principio sabía muy bien en donde se estaba metiendo, pero los problemas no lo hicieron desistir en su sueño de dirigir al equipo con el que logró grandes glorias en su época como jugador. Por eso ahora está claro que lo que necesita es tiempo para hacer cuajar su idea de juego, que para él no hay duda que funcionará en el futuro; aunque claro está, todo depende de que el nuevo presidente decida confiar en dejarlo en el cargo.

“Cuando estuve hablando con el Barça para hacerme cargo del equipo esta temporada, sabía que no era ni mucho menos un reto fácil, especialmente por los cambios que queríamos hacer en la plantilla, y los cuales no pudieron hacerse por la economía del club, que se vio afectada por el tema del Covid. Pese a esto el reto es muy grande y solo pido tranquilidad y tiempo porque estamos cambiando muchas cosas, y eso lleva su tiempo“, indicó el neerlandés. Ahora el Barcelona se encuentra en un gran dilema gracias a una de las últimas joyas de Bartomeu antes de irse.

Koeman apostará por más equilibrio

Para el neerlandés es vital que confíen en su proyecto

La apuesta por Koeman es cierto que aún le quedan oportunidades para ver si funciona o no, pero es que con los candidatos diciendo a viva voz los nombres de los estrategas con los que contarán si llegan a la presidencia, el trabajo que pueda hacer el neerlandés queda muy en entredicho. Además, no vivirá nada tranquilo, porque sabe que así lo haga bien podría salir debido a que llegó con un presidente y una junta anterior. Sin embargo, el nuevo entrenador azulgrana prefiere concentrarse en el juego y aunque falta mucho para que su idea quede grabada en sus jugadores, todo se resume en hallar un equilibrio entre defender y atacar. Esa será la clave del Barça que tiene en mente.

“Mi mentalidad es siempre la de salir a ganar los partidos. Eso no quiere decir que no quiera que el equipo defienda. Me gusta dominar y tener gente que juegue en profundidad y que haga daño al contrario, pero obviamente hay que encontrar un equilibrio entre defender y atacar”, concluyó un Koeman que espera tener tiempo suficiente para convencer al nuevo presidente que la mejor opción es dejarlo a él a cargo del banquillo.

Comentarios de Facebook