Compartir

Un enfrentamiento entre equipos de categoría cadete (14-15 años) del futbol base gallego acabó en un intercambio de insultos entre aficionados, un entrenador, y un portero al que humillaron al tildarle de “gordo”.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado en A Xunqueira (Pontevedra) durante el partido correspondiente a la Primera Autonómica entre el ACD Seca y el Arosa SC, informa ‘La Provincia’.

Corría el minuto 74 cuando un jugador del Arosa recibió una patada durante un lance del juego, su portero protestó enérgicamente y desde las gradas alguien le gritó “gordo”, lo que desencadenó el enfrentamiento verbal.

En ese momento, David Castellar, entrenador del Arosa, recriminó al árbitro por no hacer nada ante los insultos, por lo que el colegiado le mostró la roja y le expulsó del banquillo.

Castellar sostiene que “en ningún momento” faltó al respeto “al árbitro ni a nadie”, pero teme que “después de lo que puso en el acta del partido” puede recibir una dura sanción.